Vallejo ha vuelto a los entrenamientos del Real Madrid. Su última lesión fue un duro golpe para un jugador diferente. El aragonés, inteligente, maduro y con mucho fútbol por dar, ha vivido desde que fichó por el club blanco un auténtico calvario de lesiones. Con Lopetegui no tuvo la suerte de poder debutar en la 2018/2019 y ahora espera que con su regreso al día a día y el cambio en el banquillo, un nuevo escenario se abra para él.

Noticias relacionadas

Seis lesiones, cinco de ellas musculares, le han apartado de los terrenos de juego desde que volviese de su cesión en Alemania. Este verano, durante la gira por EEUU de preparación de la presente temporada acabó lesionado, una lesión que encadenó prácticamente con otra a mediados del mes de octubre. Todo ello ha provocado que sea el único futbolista de campo del primer equipo que aún no ha tenido minutos esta campaña.

Clave en su recuperación y en que continúe centrado y no se venga abajo por esta mala suerte ha sido Javi Mallo, quien ha estado a su lado durante todo el proceso de recuperación. Atravesar por un infierno de lesiones no es solo un trabajo físico para la puesta a punto, sino también psicológico. En especial cuando se encadenan varias como en el caso del ex del Zaragoza o del propio Gareth Bale en pasadas temporadas.

Vallejo continúa con su recuperación

Oportunidad tras el parón

La lesión de Nacho abre una nueva puerta a Jesús Vallejo. El canterano estará cerca de dos meses de baja y eso supone que el maño entre en las rotaciones. Hasta final de año hay cuatro competiciones en juego para los blancos -Liga, Copa del Rey, Champions League y Mundial de Clubes-, por lo que el central tendrá ante sí la mejor oportunidad para tener sus primeros minutos y asentarse en el equipo de Solari.

[Más información: El doble objetivo de Isco en el Real Madrid en el 2019]