Álvaro Morata ha concedido una entrevista a La Gazzetta dello Sport en la que ha repasado la actualidad del Real Madrid, pero también el giro que ha dado su carrera trabajando a las órdenes de Maurizio Sarri y de Luis Enrique. El delantero ha reconocido que pasó una grave crisis cuando se quedó fuera del Mundial de Rusia el pasado verano.

Noticias relacionadas

El delantero español ha asegurado que para él no fue ninguna sorpresa que tras la destitución de Julen Lopetegui se hablase de Conte como su posible relevo: "No me sorprende, en absoluto. Es uno de los mejores entrenadores que hay, tácticamente pocos están a su nivel, es un ganador y lo mismo ocurre con el Madrid. Y cuando un club ganador tiene que reaccionar rápidamente, es normal que pienses en un entrenador como él. Creo que podría haberlo hecho muy bien en el Santiago Bernabéu".

Para el futbolista no acudir a la cita de Rusia fue un golpe muy duro y por ello tuvo que acudir a profesionales para que le ayudasen a salir del agujero: "No ir al Mundial fue la mayor decepción de mi vida. En poco tiempo dejé un lugar donde me sentía feliz, Madrid, para ir a buscar suerte en Italia. Llegué a casa y otra vez decidí irme, al Chelsea, para tener más oportunidades de jugar e ir al Mundial. Me quedé fuera y el mundo se derrumbó: entré en un período bastante malo en el que vi todo muy oscuro y solo gracias a mi familia y mi esposa logré seguir adelante".

Morata, ante el Crystal Palace. REUTERS

Morata ha reconocido que necesitó ayuda para acabar con su depresión y anima a la gente que lo necesite a hacer lo mismo que él: "Este verano he sufrido mucho, logré salir de esta situación negativa y volver a hacer las cosas bien gracias a la ayuda externa de un psicólogo, el de la Selección, y el nacimiento de mis hijos. A las personas les cuesta aceptar la idea de recurrir a un psicólogo, pero los resultados en mi caso han sido excelentes. Para ciertas cosas debemos ser ayudado".

Contento con Sarri y Luis Enrique

Sarri y Luis Enrique también tienen parte de 'culpa' de la recuperación del delantero blue. Sobre el italiano ha señalado que le gusta mucho "su estilo" y que "su sistema es perfecto" para él. "Siempre está disponible e interesado en hablar contigo de cualquier cosa. Una de las primeras veces que lo conocí me preguntó qué pensaba de la independencia del País Vasco. Me sorprendió, no lo esperaba. Empezamos a hablar con pasión, y no es tan obvio. Estoy muy feliz de tenerlo como entrenador y de cómo estamos haciendo las cosas. Todavía no hemos perdido, pero repito, con un par de victorias más estaríamos en la cima o casi", ha comentado sobre el actual entrenador del Chelsea.

Además, en el medio italiano no ha ocultado que Luis Enrique llegó a la Selección en el momento adecuado. El nombramiento del técnico asturiano como entrenador del equipo nacional dejó muy diversas opiniones por su pasado en el Barcelona y también por su reconocido antimadridismo. Sin embargo, ha demostrado en su corta etapa en el cargo que no se casa con nadie y que no mira en qué equipo juegan los seleccionados.

"Llegó en un buen momento. Luis Enrique cree en mí y siempre me ha llamado: me hace feliz y me estimula. Ahora solo quiero la clasificación, porque tal vez ahora esta Liga de Naciones no llame a la gente, pero cuando llegue el verano y no haya fútbol, creo que los españoles estarán felices de vernos competir por un trofeo", ha comentado sobre la figura de Luis Enrique y la UEFA Nations League.

[Más información: Raúl, protagonista del mejor regalo de su vida para Morata]