El parón internacional ya está aquí. Los principales equipos pierden durante estos días a la mayoría de sus grandes estrellas y se toman un descanso hasta su próximo compromiso oficial. En caso del Real Madrid, hasta dos semanas le separan de su próximo choque (contra el Eibar). Un respiro del que sacará provecho Santiago Solari.

Desde que este tomara el banquillo del Real Madrid, todo ha sido demasiado frenético. Casi 15 días de emociones y euforia que no han dado ni un minuto para descansar. El equipo no ha parado: cuatro partidos en estos días, a un partido cada tres de media.

Los resultados han sido impecables. Cuatro victorias, quince goles a favor y solo dos en contra. El Madrid ha estado de diez desde el cambio de entrenador, pero Solari ha tenido que ir sobre la marcha por culpa del apretado calendario. Tuvo que asumir el cargo de forma precipitada y ha ido casi de partido en partido, sin margen para sentarse a definir completamente el Madrid que quiere.

Santiago Solari da órdenes a los jugadores del Real Madrid desde la banda REUTERS

Pero a Solari ya le ha llegado para descansar o, al menos, sin tener partidos que afrontar. El Madrid ya le ha confirmado que seguirá hasta final de temporada y firmará casi seguro hasta 2020. Ya tiene la tranquilidad de que seguirá en el banquillo por lo menos hasta verano y ya puede ponerse manos a la obra. El parón le servirá para asentar definitivamente las bases de su Madrid.

Benzema, el líder de Solari

Aunque la mayoría de sus jugadores se marcharán con sus países, varios serán los que se queden, entre ellos Karim Benzema. El francés está tirando del carro desde que llegó. Es su líder en el campo y ahora podrá parar a hablar más tendidamente con su '9'. De momento, el francés está dando todo lo que se puede pedir de él y es importante que siga remando en la misma dirección que quiere su nuevo entrenador.

Isco y Asensio buscan sitio con Solari

Solari también tiene la oportunidad de valorar más las opciones que le ofrece una plantilla tan amplia como la del Madrid. Sobre todo hay dos jugadores que tienen muchas soluciones que aportar y que hasta ahora con Solari no ha tenido demasiadas oportunidades, por diversas razones. Son Isco y Asensio, dos de los jugadores con más calidad del vestuario y que ante el Celta se quedaron en el banquillo. Es importante que cuando ambos vuelvan de la Selección, Solari les haya encontrado un sitio para que vuelvan a destacar en el equipo.

Liberar la enfermería

El parón servirá, además, para recuperar a varios de los lesionados. CarvajalMarcelo y Varane afrontan la recta final de su recuperación e incluso Mariano se espera que vuelva al grupo más pronto que tarde. Ninguno ha tenido minutos con Solari hasta ahora por sus problemas físicos y es que ese es el gran dolor de cabeza del técnico en estos momentos. En Vigo cayeron lesionados NachoReguilón y Casemiro. Solari debe dar con la tecla para acabar con las lesiones y tendrá tiempo para definir con más calma la preparación física de la mano de Pintus.

Odriozola y Vinicius celebran EFE

Ese será su trabajo en Valdebebas, ya que también deberá estar pendiente de lo que va ocurriendo con sus internacionales durante el parón. Más allá de rezar por que no haya ningún imprevisto, Solari tendrá el ojo puesto en aquellos jugadores que están enchufados y piden paso en el Madrid. Sobre todo dos de los más jóvenes: Vinicius y Ceballos.

El Madrid de Solari ya ha echado a rodar de forma oficial y definitiva. Este es su equipo y es momento de ponerse manos a la obra. Si el argentino se ha manejado sobradamente en un momento tan precipitado, se espera que con calma y tiempo para trabajar, las cosas solo sigan yendo a mejor.

[Más información: Solari seguirá como entrenador del Real Madrid]

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain