Javi Sánchez llegó en el año 2005 a las categorías inferiores del Real Madrid para incorporarse al Benjamín B para protagonizar un espectacular ascenso en la cantera madridista. El jugador madrileño es el capitán del Castilla y desde la llegada de Solari al banquillo del primer equipo ha disputado minutos en tres de los cuatro encuentros que ha dirigido el argentino.

Noticias relacionadas

El central ha visto como el ascenso de su entrenador en el filial, también ha sido el suyo. En menos de 15 días ha visto cumplido su sueño de debutar en las tres competiciones con la camiseta del equipo de sus sueños y gran parte de la culpa de ello la tiene el nuevo entrenador del primer de manera oficial.

Javi Sánchez era indiscutible en el filial para el entrenador argentino, prueba de ello es que disputó todos los minutos posibles con el conjunto de Segunda División B hasta la jornada número 10. Solo se perdió el encuentro de la jornada 9 ante el Inter de Madrid por sanción y los encuentros de las dos últimas jornadas porque ha sido citado con el primer equipo.

Javi Sánchez sustituye a Reguilón

La plaga de lesiones le han dado la oportunidad

El madrileño ve cumplido su sueño debido a la gran cantidad de lesiones que ha sufrido el conjunto merengue en defensa. Carvajal, Marcelo, Varane y Vallejo no han estado disponibles para Solari en sus primeros días como técnico y a ellos se sumaron Nacho y Reguilón en el partido de Vigo, lo que le abre al canterano las puertas de la titularidad.

Su debut fue ante el Melilla, un conjunto de la categoría de bronce, y tuvo una actuación impecable. El central estuvo rápido al corte y contundente en el juego aéreo, algo indispensable en un central de categoría. Además sorprendió lo bien que gestionó el tener una amarilla desde el primer tiempo, algo que condiciona y mucho a un defensa.

Ante el Celta llegó su gran oportunidad cuanto tuvo que sustituir al '23' al borde del descanso. El defensa se mantuvo en el tiempo de descanso realizando ejercicios de calentamiento, a sabiendas de la gran oportunidad ante la que estaba. El central cuajó una gran actuación en un campo complicado como es Balaídos y mostró al mundo sus grandes cualidades.

Javi Sánchez celebra con sus compañeros un gol del Real Madrid. Foto: Instagram (@javiiisf)

Ante una de las delanteras más letales de La Liga como son Iago Aspas y Maxi Gómez, mostró una gran entereza y que no se amilana en las grandes citas. Demostró mucha rapidez en el corte, gran contundencia en el juego aéreo y buen criterio sacando el balón jugado desde atrás, sin duda, condiciones indispensables para ser central del Real Madrid.

Después de esta gran actuación, se le abre la puerta de la titularidad cuando pase el parón de selecciones. Con Nacho dos meses de baja y Vallejo y Varane también en el dique seco, al canterano se le puede presentar la oportunidad de ser importante en el club de sus sueños.

Lopetegui ya se percató de su potencial

Jugar con la primera plantilla del conjunto merengue no es nuevo para Javi Sánchez. Fue uno de los canteranos que más participó durante la pretemporada con Julen Lopetegui. El técnico vasco ya se percató del gran potencial que tiene el defensa madrileño y por ello le dio muchas oportunidades en la gira americana del equipo, e incluso le hizo debutar en el Trofeo Santiago Bernabéu ante el Milan.

Muchos se atrevían a predecir que el futbolista estaría a caballo entre el Castilla y el primer equipo, pero finalmente no fue así, ya que el exseleccionador español no confió en él, algo que con la llegada de Solari al banquillo ha cambiado por completo y ahora que el argentino ya ha sido ratificado como entrenador disfrutará de muchas más oportunidades.

[Más información: Nacho, KO de la rodilla: estará dos meses de baja]