El Real Madrid venció al Celta de Vigo en Balaídos en la duodécima jornada de Liga en un encuentro donde los blancos se impusieron a las adversidades y ganaron por 2-4 en un partido en el que Karim Benzema fue protagonista en el campo. En el banquillo, Santiago Solari, se enfrentaba a su primer gran examen fuera de casa desde que llegara al banquillo del equipo blanco, y supo lidiar con tres lesiones que le obligaron a realizar cambios.

Noticias relacionadas

Con esta victoria del Real Madrid, Santiago Hernán Solari ha escrito su nombre con letras de oro en la historia del equipo blanco, pues se ha convertido en el entrenador con el mejor arranque en toda la historia del club, al conseguir cuatro victorias en sus primeros cuatro partidos.

Después del debut en Melilla, el equipo de Solari venció también tanto al Valladolid en el Santiago Bernabéu como al Viktoria Pilsen en su visita a la República Checa, y tras este partido en Vigo el equipo ha sumado 15 goles a favor, encajando solo en el último partido.

Viktoria Plzen vs Real Madrid FILIP SINGER Agencia EFE

Números superiores a sus predecesores

Solari es el sexto entrenador que comienza su etapa como entrenador del Real Madrid ganando sus primeros cuatro partidos, siendo el tercero en este siglo. El primero fue Paco Bru en 1934, y después lo consiguieron Enrique Fernández en la década de los 50 y Vujadin Boskov en 1979.

Más recientes son los casos de José Antonio Camacho  en 2004 y Manuel Pellegrini en 2009. Precisamente el chileno era quien tenía este honor hasta ahora, pero el argentino ha conseguido superarlo por diferencia de goles. Varios jugadores de ese equipo continúan aún en la plantilla, como Karim Benzema, Sergio Ramos o Marcelo.

El argentino llegó al Real Madrid en el año 2013 en la categoría cadete y desde entonces, Solari ha ido ascendiendo por todas las categorías inferiores hasta llegar al banquillo de la primera plantilla.

[Más información: Odriozola: "Queremos que Solari continúe"]