En el verano de 2017, Marcos Llorente volvía al Real Madrid tras un año de cesión en el Alavés en el que cuajó una gran temporada. El mediocentro se hacía con un hueco en la plantilla blanca a las órdenes de Zinedine Zidane. Sin embargo, las cosas no le fueron tan bien como esperaba y apenas disfrutó de minutos durante el curso.

Noticias relacionadas

Con el inicio de esta nueva campaña y la llegada de Julen Lopetegui al banquillo madridista parecía que esta situación podía cambiar, pero tampoco ha sido así. El técnico vasco apenas contó con el centrocampista durante el corto tiempo que estuvo al mando del cuadro merengue. De hecho, el canterano solo jugó once minutos con el exseleccionador español, en La Liga frente al Espanyol.

La situación de Marcos Llorente es complicada. El último cambio de entrenador, con el que ha llegado Santiago Solari, tampoco ha mejorado esta situación, y se encuentra más cerca de abandonar en un futuro el Real Madrid que de tener una carrera exitosa vestido con la elástica madridista.

Marcos Llorente pelea por un balón con un jugador del Melilla

Desaparecido también con Solari

Desde la llegada Solari al banquillo blanco, el Real Madrid ha disputado tres partidos, y la presencia de Marcos Llorente no ha mejorado. Si bien es cierto que disputó los 90 minutos en la Copa del Rey frente al Melilla, algo que era de esperar, en los dos últimos duelos ni siquiera ha estado presente en las convocatorias.

Y es que al igual que ocurría con Zidane y Lopetegui, el canterano no ha conseguido ganarse la confianza de su entrenador, pese a que prometía ser una de las grandes joyas de la cantera madridista. Su presencia en el equipo nunca ha sido importante, y desde la llegada del argentino le ha adelantado también Fede Valverde. El uruguayo es un jugador que conoce bien Solari, ya que coincidieron en el Castilla, por lo que sabe lo que puede aportar. Por ello se ha hecho con el puesto en las convocatorias que antes ocupaba su compañero.

Para el compromiso ante el Celta de Vigo, de nuevo, Marcos Llorente no está entre los convocados, al igual Carvajal, Marcelo Varane, que han vuelto a los entrenamientos esta semana. Su situación no parece que vaya a cambiar, al menos en un futuro cercano, por lo que su continuidad en el Real Madrid de cara al futuro parece estar más alejada que nunca.

Marcos Llorente pelea un balón en un amistoso del Real Madrid Reuters

Su futuro tras el mercado invernal

Con el panorama actual de Marcos Llorente, el mercado invernal podría suponer un gran cambio en su carrera, teniendo la oportunidad de cambiar de aires. En principio, en enero el Real Madrid no abrirá la puerta al futbolista, pese a que varios clubes volverán a la carga para conseguir la contratación del centrocampista.

Siempre ha tenido un buen cartel. Clubes como el Sevilla o el Valencia han intentado hacerse con el canterano merengue en varias ocasiones, pero el Madrid siempre se negó a dejarle marchar, por eso parece poco probable que vaya a cambiar esta situación en el próximo mercado de fichajes. Sin embargo, la puerta podría abrirse en el caso de que llegaran refuerzos para el centro del campo. En ese supuesto, la entidad de Chamartín tendría que deshacerse de futbolistas, y uno de los que más papeletas tendrían sería Marcos Llorente.

Ofertas llegarán y el Real Madrid deberá tomar una decisión. Sin embargo, en caso de que su marcha no se produzca el próximo mes de enero, lo que parece más que probable es que al final de temporada tanto el club como el jugador estén de acuerdo en buscar la salida a un futbolista que, pese al gran potencial que tenía, no ha conseguido en ningún momento hacerse con un hueco en el Real Madrid y convencer a los tres entrenadores con los que ha trabajado en el cuadro madridista.

[Más información: El 'efecto Solari' contra su mayor prueba en Balaídos]