Vallejo entrena con el Real Madrid. Foto: Twitter (@JesusVallejo)

Vallejo entrena con el Real Madrid. Foto: Twitter (@JesusVallejo)

Fútbol REAL MADRID

El calvario de Vallejo: 138 días lesionado y 28 partidos de baja

Noticias relacionadas

Jesús Vallejo llegó al Real Madrid con la ilusión de hacerse un hueco y triunfar tras sus éxito en el Zaragoza y el Eintracht de Frankfurt. Sin embargo, el central se ha encontrado con un problema que no esperaba y que le ha impedido rendir al máximo desde que fichó por el conjunto blanco: las lesiones.

El aragonés ha sido uno de los jugadores más castigados por los problemas físicos en los últimos años en el Real Madrid. De hecho, actualmente está lesionado desde hace más de 20 días, lo que le ha impedido estar junto a sus compañeros en los últimos cinco partidos que ha disputado la entidad de Chamartín entre todas las competiciones.

De hecho, esta temporada, al igual que le ocurrió la pasada, está siendo un calvario para Vallejo. El zaguero todavía no ha podido saltar al terreno de juego en ninguno de los partidos jugados por el equipo hasta el momento, el único jugador de campo que vive esta situación este curso, y gran parte de culpa la tienen estas lesiones, que le han hecho perderse nueve de los 16 partidos disputados hasta la fecha.

Jesús Vallejo, en el suelo tras un golpe contra Keylor

Jesús Vallejo, en el suelo tras un golpe contra Keylor

La frustración de Vallejo con las lesiones

Esta situación no es nada nuevo para Vallejo. La campaña pasada ya se perdió 19 encuentros por diferentes molestias físicas, lo que hace que se haya perdido ya 28 duelos desde su llegada y haya estado 138 días de baja. El año pasado, solo jugó doce encuentros, y este curso, si la situación no mejora, estas estadísticas no serán mucho mejor.

El central está frustrado por su situación. Vallejo era uno de los centrales más prometedores del panorama futbolística español cuando, en el Zaragoza, era el capitán y líder del equipo. Sus buenas actuaciones hicieron que el Real Madrid pusiera sus ojos en él, pero desgraciadamente todavía no ha tenido la oportunidad de demostrar de lo que es capaz con un mínimo de continuidad en el equipo.

Actualmente trabaja para recuperarse de una lesión en el muslo, algo que ya le hizo estar 40 días ausente el curso pasado y perderse diez encuentros, que le ha impedido trabajar con normalidad desde hace más de 25 días, por lo que se perderá el partido de este domingo ante el Celta. Tanto el club como el futbolista esperan que sea la última de la larga lista de problemas físicos que le han lastrado en las últimas dos temporadas.

Mario Hermoso celebra con el Espanyol. Foto: Instagram (@mhermoso22)

Mario Hermoso celebra con el Espanyol. Foto: Instagram (@mhermoso22)

El Madrid y la búsqueda de centrales

La situación de Vallejo hace que el Real Madrid haya tenido que replantearse qué hacer con esta posición. Actualmente, el aragonés es el cuarto central de la plantilla, por detrás de Sergio Ramos, Nacho Raphaël Varane, pero a efectos prácticos no supone una alternativa real para su entrenador.

Por este motivo en la entidad de Chamartín están peinando el mercado en busca de centrales. El que más suena y apunta al conjunto blanco es Mario Hermoso. El central fue vendido al Espanyol, donde está cuajando una gran temporada, incluso siendo convocado por Luis Enrique para la selección española. Por ello en el Real Madrid se plantea su repesca, que solo les costaría 7,5 millones, una ganga tal y como esta el mercado.

El Real Madrid está muy pendiente de la evolución de Mario Hermoso, pero también de Jesús Vallejo y su recuperación. Si el zaragozano se recupera y consigue dejar atrás los problemas físicos, el conjunto blanco contaría por fin con el cuarto central que desea y se acabaría esta particular pesadilla del futbolista. Sin embargo, si la situación no cambia, en la entidad de Concha Espina se verán obligados a tener que recurrir al mercado para reforzar su zaga el próximo mes de enero y contar con un jugador mas de garantías en esa posición

[Más información: El 'efecto Solari' contra su mayor prueba en Balaídos]