Odriozola, Solari y Reguilón

Odriozola, Solari y Reguilón

Fútbol REAL MADRID

Solari da el paso que Lopetegui no dio con Odriozola y Reguilón

En el Real Madrid ya se vislumbran los cimientos del equipo que quiere construir Solari. Poco a poco, ya que la imagen contra el Valladolid tampoco fue la mejor, pero el equipo gana, marca y no encaja tanto. Un nuevo Madrid que empieza a diferenciarse de lo que se vio con Lopetegui durante las últimas semanas.

Se volvió a ganar en Liga y ya se empiezan a ver de la mano de Solari varios cambios. El más claro es la entrada de Vinicius en el equipo, protagonizando la acción que desatascó el partido. Solari también arriesgó con el cambio de Casemiro por Isco, mandando al equipo al ataque hasta que encontró el gol. Pero destacó de igual manera el papel de los laterales.

Los cambios de Solari respecto a Lopetegui

Solari, con un estilo más directo al de Lopetegui (quien apostaba -quizás en exceso- de la posesión), hace mucho hincapié en que los laterales sumen en ataque con una proyección ofensiva importante. Le gusta que sean ellos los que lancen los ataques del equipo y así se vio contra el Valadolid. Sin tener que preocuparse en exceso de sus espaldas, tanto Reguilón como Odriozola brillaron.

Sin Odriozola ni Carvajal disponibles, Solari se dejó de inventos y apostó por Odriozola y Reguilón para ocupar las bandas derecha e izquierda, respectivamente. Dos jugadores de los que ninguno supera los 22 años, pero que se desempeñaron como si llevaran toda la vida jugando en el primer equipo. Quien viera el partido no se queda lejos si dice que los dos fueron de lo mejorcito del Madrid, especialmente en ataque.

Sergio Ramos (i) celebra con su compañero Sergio Reguilón el segundo gol al Valladolid

Sergio Ramos (i) celebra con su compañero Sergio Reguilón el segundo gol al Valladolid EFE

La entrega de Odriozola y Reguilón

Ambos iban sobrados de ganas y eso se notaba viendo como se desfogaron de principio a fin. Eran un puñal en cada banda y tuvieron más que ofrecer para el ataque blanco que Bale y Asensio, los supuestos líderes madridistas. Sobre todo en la primera parte protagonizaron los ataques más peligrosos y solo el cansancio les paró al final de encuentro. Acabaron agotados, pero aplaudidos por la afición por su entrega y ese extra que aportaron arriba cuando el equipo estaba sin menos ideas. También ayudaron mucho en el repliegue y en las ayudas en defensa.

Lopetegui no les dio continuidad y las oportunidades les llegaban a cuentagotas o ni eso. Los datos reflejan mejor que nada la situación. Odriozola llegó a jugar 272 minutos con Julen y Reguilón únicamente 90' (un partido de Champions). Con Solari, por el momento dos de dos jugados o lo que es lo mismo 180 minutos en total para cada uno.

Álvaro Odriozola pelea un balón con el delantero argentino del Real Valladolid Leo Suárez

Álvaro Odriozola pelea un balón con el delantero argentino del Real Valladolid Leo Suárez EFE

La fórmula de Lopetegui era apostar más por Nacho en el lateral, independientemente de la banda que fuera. Una idea que implantó Zidane en las últimas temporadas y que, sin embargo, no le ha salido tan bien a Julen. Solari ha preferido andar sobre seguro y apostar por gente cuya posición natural es esa y, de paso, darle la oportunidad a dos chicos que la necesitan para seguir creciendo.

Esta oportunidad viene motivada también por las bajas en defensa y es que hasta cuatro zagueros del club blanco están en la enfermería. Varane, Marcelo, Carvajal y Vallejo han dejado la defensa en mínimos y mientras no se vayan incorporando al equipo, parece que Solari ha depositado su confianza en Odriozola y Reguilón. De momento, dos partidos y dos grandes actuaciones de los dos. Nuevos aires corren por el Real Madrid y llegan procedentes de los más jóvenes.

[Más información: Vinicius salva al Madrid 'in extremis' y ya reina en el Bernabéu]