Vinicius, Solari y Fede Valverde

Vinicius, Solari y Fede Valverde

Fútbol REAL MADRID

De Vinicius a Valverde: los beneficiados por la llegada de Solari al banquillo

Nuevos aires en el Real Madrid. La llegada de Solari tiene que provocar un cambio en el equipo, después del fracaso de Julen Lopetegui a los mandos. Una segunda oportunidad que hay que aprovechar ahora que todavía se mantienen las opciones intactas en todas las competiciones.

El cambio de cromos en el banquillo y la elección de Solari es una gran ocasión para varios jugadores del primer equipo de tener minutos y de otros que encajan en su libreta:

Vinicius: se acabó la 'cocción'

Vinicius es el jugador al que mejor viene el ascenso de Solari al primer equipo. Con él brilló en el Castilla y recibió toda la confianza y cariño que no tuvo por parte de Julen Lopetegui. Apartado del primer equipo, con el que solo tuvo dos breves apariciones frente al Atlético y al Alavés. En el filial encontró los minutos que necesitaba, siendo el líder indiscutible.

Vinicius, junto a Marcelo en una concentración del Real Madrid

Vinicius, junto a Marcelo en una concentración del Real Madrid

Solari siempre se ha mostrado muy cercano con Vinicius. Desde el Castilla y aquel abrazo que le dio tras ser expulsado injustamente contra el Celta B, hasta su primera rueda de prensa con el primer equipo. "Vini", como le llama Solari, "es un jugador más de la plantilla". Parece que el tiempo de 'cocción' se acabó para él.

Fede Valverde, otro de sus pupilos

La situación del uruguayo es muy parecida a la de Vinicius. Fede Valverde también coincidió con Solari en el Castilla, aunque fue hace dos años, en la primera temporada del argentino al frente del filial. Aquel año jugó 36 partidos, siendo indiscutible.

Solari es uno de los técnicos que mejor conoce a Valverde y su polivalencia. El jugador ya demostró contra el Viktoria Pilsen que merece más minutos en el que fue su debut oficial con el primer equipo.

Benzema el '9' que quiere Solari

En el caso del francés es uno de esos a los que el esquema de Solari le puede favorecer. El argentino acostumbra a jugar con un 4-2-3-1, aunque nunca ha sido muy estricto en este sentido. Si lo es con su libreta y con su estilo de juego. Más vertical y que se aleja de la insistencia por el toque de Lopetegui.

Benzema, cabizbajo en El Clásico

Benzema, cabizbajo en El Clásico PAUL HANNA Thomson Reuters

Solari acostumbra a jugar sin un '9' puro y así se ha visto en el Castilla. En el filial el titular era Cristo, un mediapunta reconvertido, mientras que Dani Gómez, un perfil más directo de cara a puerta se ha visto relegado al banquillo.

Odriozola, un lateral con proyección

Fichado en verano para ser un relevo de garantías de Carvajal, Lopetegui acabó apostando más por Nacho en el lateral derecho cuando Carvajal no ha estado. Tuvo alguna oportunidad, pero el ex de la Real acabó desapareciendo de sus planes en los últimos partidos, pese a que había ofrecido un buen rendimiento.

Solari quiere que sus laterales tengan más proyección en ataque, sin descuidar las espaldas, pero que sean uno más arriba. Odriozola es un jugador muy vertical y que puede causar mucho daño si se suma al ataque y Solari le da la confianza para hacerlo.

Regulón y los canteranos

Tras dos temporadas completas y la que afronta ahora, Solari se conoce como su palma de la mano el Castilla. De él ya han salido jugadores en los últimos años que gozan de oportunidades en las principales ligas europeas como Achraf (Dortmund) u Óscar Rodríguez (Leganés) y otros buscan a suya en el primer equipo blanco, como es el caso de Reguilón.

Además del lateral zurdo, Solari también podría echar mano del filial si lo ve conveniente. Ya en su primer entrenamiento como entrenador del Madrid contó con hasta cinco canteranos: López, Javi Sánchez, Fran García, Álex y De la Fuente. Un indicio de que cuenta con sus pupilos para el primer equipo.