de burgos bengoetxea

de burgos bengoetxea

Fútbol COPA DEL REY

Así es De Burgos Bengoetxea, el árbitro del duelo entre UD Melilla y Real Madrid

Noticias relacionadas

El Real Madrid comienza su andadura en la Copa del Rey 2018/2019 ante el Melilla. El equipo merengue llega con un cambio de cara en el banquillo, ya que estará Solari y no Julen Lopetegui, destituido este pasado lunes. El colegiado encargado de controlar el encuentro será De Burgos Bengoetxea, del comité vasco. El equipo merengue no se veía las caras con él desde la jornada 32 de la pasada campaña. 

La temporada pasada fueron dos partidos en los que estuvo presente el colegiado con el Real Madrid. En el primero fue en el encuentro de ida de la Supercopa de España. El árbitro expulsó por doble amarilla a Cristiano Ronaldo, acción que le costó 4 partidos al delantero portugués tras un empujón al colegiado. El segundo encuentro fue ante el Málaga en La Rosaleda, que se saldó con victoria para el equipo merengue por 1-2. 

Hace dos campañas tuvo más presencia en los encuentros del club merengue arbitrando hasta cuatro partidos, con un balance de dos victorias, ante Málaga y Celta de Vigo, un empate, ante el Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu y una derrota ante el Valencia. Su polémica más importante fue la injusta tarjeta roja a Cristiano Ronaldo, que pudo costar el título al Real Madrid ante el Barcelona.

De Burgos Bengoetxea, en un derbi entre Madrid y Atlético.

De Burgos Bengoetxea, en un derbi entre Madrid y Atlético. EFE

Un árbitro de gatillo fácil

Queda muy claro que De Burgos Bengoetxea es un árbitro que amonesta en muchas ocasiones del choque. En el primer partido que dirigió esta temporada fue necesaria la utilización del VAR para anular un gol al Valladolid en el descuento al conjunto de Valverde. En la jornada 4 mostró nada más y nada menos que 9 tarjetas amarillas en el Sevilla frente al Getafe. Su último encuentro fue también el pasado sábado, en el Levante - Leganés que se llevo el conjunto local por 2-0.

[Más información: Las lesiones en defensa: el primer desafío para Solari]