Arturo Vidal fue, casi de imprevisto, uno de los protagonistas de El Clásico en el que el FC Barcelona goleó al Real Madrid por 5-1. Tras un tanto inicial del brasileño Philippe Coutinho y un hat-trick del uruguayo Luis Suárez, que echaron por tierra el gol de Marcelo, el centrocampista chileno, que había saltado al terreno de juego del Camp Nou en el minuto 84, sustituyendo a Arthur, cerro el marcador.

Noticias relacionadas

Su tanto, que a la postre sería el definitivo, llegó en el 87, cuando el francés Ousmane Dembélé puso un centro desde la banda izquierda. Vidal se adelantó a toda la defensa merengue y, sin oposición alguna, marcó de cabeza el 5-1. Su primer gol como jugador azulgrana, ante un rival de lo más especial.

Y es que el exjugador de Colo ColoBayer LeverkusenJuventus es conocido por la ferviente rivalidad que mantiene con el conjunto blanco, al cual se ha enfrentado en varias ocasiones, siendo especialmente recordadas las eliminatorias de Champions League en las que el Madrid eliminó al Bayern de Múnich. Vidal, que por aquel entonces militaba en el conjunto bávaro, no ocultaba su odio hacia los blancos en sus redes sociales.

Es por ello que este domingo 28 de octubre todas las miradas estaban pendientes de lo que publicara el chileno, que sin embargo, sorprendió con un mensaje más calmado, aunque no exento de 'palos' a su rival:

"¡Hermosa tarde en casa! ¡Todos juntos, hasta el final! ¡Buen triunfo equipo!", publicó en su cuenta oficial de Twitter y de Instagram, acompañando el mensaje de varias fotografías del partido en las que se le podía ver celebrando el gol junto a sus compañeros. Estas palabras precedieron a cinco emoticonos: una mano en referencia a los cinco goles encajados por el Madrid en el fatídico partido, dos guiños y dos coronas, ya que su mote es el de 'Rey Arturo'.