Benzema celebra su gol ante el Viktoria Pilsen con Sergio Ramos

Benzema celebra su gol ante el Viktoria Pilsen con Sergio Ramos EFE

Fútbol REAL MADRID

La cara y la cruz del Real Madrid antes de El Clásico

Noticias relacionadas

El Real Madrid volvió a ganar un mes después. El club blanco acabó con la racha de cinco partidos consecutivos sin ganar justo antes de El Clásico. Buenas noticias, pero muchas cosas de las que tomar nota si se quiere salir con los tres puntos del Camp Nou.

Las buenas noticias del Real Madrid

El Madrid olvida la sequía goleadora

Después de ocho horas sin marcar un gol, el Real Madrid acabó con una mala racha histórica el otro día contra el Levante. Aún así, fue evidente los problemas de cara a puerta del equipo. Ante el Viktoria Plisen había que volver a marcar y se hizo por partida doble. Hubo ocasiones de sobra. Un palo de Ramos y varias paradas del portero rival evitaron un resultado mayor.

Marcelo, solo un golpe y lanzado al Clásico

El brasileño es el jugador más en forma de los titulares de Lopetegui. Ha vuelto como un tiro de su lesión y este martes volvió a marcar por segundo partido consecutivo, algo que no lograba desde 2015. Marcelo es fundamental en el ataque blanco, pero un golpe en los minutos finales hizo temer lo peor. Tuvo que dejar al equipo con diez en los últimos minutos y salió del Santiago Bernabéu cojeando. Lo bueno es que Lopetegui confirmó que no era para tanto y lo más seguro que esté contra el Barcelona.

Marcelo celebra su gol ante el Viktoria Pilsen.

Marcelo celebra su gol ante el Viktoria Pilsen. REUTERS

Benzema acaba con su racha particular

El Madrid volvió a marcar y también lo hizo Benzema. El francés abrió el marcador y puso fin a su racha particular de nueve horas y 34 minutos sin marcar. No lo hacía desde la jornada 3 de Liga contra el Leganés. Su partido fue de más a menos, pero generó buenas ocasiones. En el Camp Nou es obligatorio que esté acertado de cara a puerta.

Lucas, una solución en el lateral

Lopetegui sacrificó a Odriozola en el once (al igual que a Varane) y alineó a Lucas Vázquez en el lateral derecho. El gallego no ha comenzado la temporada de la mejor manera, pero este martes sí lució bien. Se incorporó muy bien al ataque y solo pasó algún momento de apuros cuidando las espaldas. Habrá que ver cómo se desempeña en el Camp Nou si es que Lopetegui vuelve a aportar por él. Nacho y Odriozola son las otras opciones.

Los aspectos a mejorar por el Real Madrid

Fragilidad en defensa

El Viktoria Plisen era un equipo que poco tenía que ofrecer ante el campeón de Europa y aún así se llevó premio. Un gol de Hrosovsky en el 79' apretó las cosas e incluso se temió lo peor. De no ser por alguna parada de Keylor Navas y el fatal acierto de los checos (mandaron fuera dos mano a mano), Lopetegui podría haber sido destituido este mismo martes. El gol del Viktoria era evitable. El problema blanco es que deja muchos espacios en defensa.

Sergio Ramos se dispone a golpear el balón ante el defensa del Viktoria Pilsen, Milan Havel

Sergio Ramos se dispone a golpear el balón ante el defensa del Viktoria Pilsen, Milan Havel EFE

Ataque estático en fases del partido

El Madrid toca, toca y toca, pero no genera todo lo que debería. Hubo momentos del partido en el que el club blanco tenía la pelota, pero no daba la sensación de peligro. Tras el primer gol, el equipo se acomodo y apenas gozó de alguna ocasión de cara a puerta hasta el descanso. El equipo mejoró con el 3-5-2 y el cambio de Valverde por Isco. Se vio más dinamismo y más decisión arriba.

El Madrid necesita a Modric y Kroos

Son el eje del Madrid y se les echa mucho en falta. Kroos volvió a brillar contra el Viktoria Plisen. El alemán estuvo acertado en el pase y dio alguno de estos que levantan al público. Sin embargo, Modric aún está lejos de su nivel. El croata tuvo alguna pérdida innecesaria, pero es verdad que tuvo más protagonismo cuando el físico de los checos disminuyó. En el Camp Nou tiene que estar bien.

Isco, desconectado

La nota negativa del Madrid. El malagueño no estuvo fino en ningún momento del partido y acabó siendo el primer cambio. En la primera parte cometió errores graves en la parte ofensiva, que no se pueden perdonar en el Camp Nou. Se marchó enfadado con la sustitución, esperemos que consigo mismo.