El medio italiano Calciomercato ha publicado que Nasser Al-Khelaïfi, presidente del PSG, tiene como objetivo invertir en el centro del campo la próxima temporada. Son varios los nombres encima de la mesa, como el de el francés Corentin Tolisso, del Bayern de Múnich, pero el principal y que resalta sobre todos ellos es el del centrocampista del Real Madrid, Toni Kroos.

Noticias relacionadas

El alemán llegó al Real Madrid en el verano de 2014, recién proclamado campeón del Mundial de Brasil con la selección germana, por 25 millones de euros. Kroos ya había ganado la Champions con el Bayern, además de tres Bundesligas y tres Copas de Alemania y se unía al flamante campeón de Europa, que había vencido al Atlético de Madrid en la prórroga en Lisboa

La relación entre un club históricamente ganador y un jugador tan laureado parecía obligada a funcionar, y así ha sido. La etapa del alemán en el Real Madrid ha dado sus frutos y ha sido pieza clave en todos los éxitos conseguidos a lo largo de las cuatro temporadas que de momento ha durado el matrimonio, tres Champions, tres Mundiales de clubes (unidos al que ya tenía con el Bayern), una Liga y diversas Supercopas han sido fruto de esta unión. 

Kroos durante la celebración de la Duodécima y La Liga.

Unido al Real Madrid hasta 2022

Toni Kroos lleva cuatro temporadas en el Real Madrid y después de los 90 minutos en el partido de Champions frente al Viktoria Pilsen en el Santiago Bernabéu ya son 201 veces en las que se ha enfundado la elástica blanca. Sólo cuatro partidos más son los que jugó en el Bayern, equipo del que es canterano. 

Toni Kroos ante Lemar, durante la Supercopa de Europa REUTERS

Si el PSG quisiera llevarse de Madrid al centrocampista nacido en Greifswald, le sería muy complicado, pues tiene contrato hasta 2022, después de renovar hace dos años. A sus 28 años, aún tiene muchos años por delante y mucho fútbol en sus botas que enseñar sobre el terreno de juego.