El Real Madrid ha seguido una línea clara en el mercado de fichajes en los últimos años. El conjunto blanco, en busca de alejarse de los precios desorbitados que protagonizan las operaciones de los grandes clubes europeos, en la entidad de Chamartín han decidido fijarse en jóvenes promesas que todavía no hayan despuntado, pero apunten a estrellas.

Noticias relacionadas

En el club merengue han peinado las ligas de todo el mundo, sin embargo, Brasil ha cobrado una gran importancia en los últimos tiempos. Varios son los jugadores en los que se han fijado en las pasadas temporadas, pero hay dos que han fichado y están dando la vuelta al mundo: Vinicius Rodrygo.

Esta pareja han sido los dos grandes movimientos del Real Madrid en el mercado de fichajes. Ambos son las grandes promesas de su país, donde están llamados a ser los futuros líderes del ataque carioca. Sin embargo, ya tienen un gran presente, Vinicius destacando en sus primeros partidos con el Castilla y el primer equipo, y Rodrygo en el Santos.

Vinicius calienta en el Santiago Bernabéu REUTERS

Vinicius, un fichaje muy criticado

Vinicius era uno de los jugadores más pretendidos en Europa. Muchos de los grandes clubes europeos, entre ellos el Barcelonaquerían hacerse con el futbolista. Sin embargo, el Real Madrid fue el más rápido. El conjunto madridista estuvo rápido y consiguió hacerse con el joven futbolista a cambio de 45 millones de euros.

Nada más conocerse la noticia del fichaje, como suele ser habitual con la entidad de Concha Espina, las críticas por el precio comenzaron a arreciar. Muchos atacaban a los blancos por pagar tal cantidad por un jugador que no era ni mayor de edad, pero el futbolista ha comenzado a callar bocas.

En sus primeros partidos con el Castilla fue de los más destacado, marcando tres goles en los primeros encuentros de la temporada. Ese buen rendimiento ha hecho que Julen Lopetegui se haya convencido a darle una oportunidad y ya ha disfrutado de sus primeros minutos con el primer equipo, donde ha mostrado el desparpajo que le caracteriza. Estos primeros meses de competición han sido suficientes para dejar claro que los 45 millones han sido una inversión de futuro asegurada.

Rodrygo, jugador del Santos. Foto: Instagram (@rodrygogoes)

Rodrygo y su importancia en el Santos

Por su parte, Rodrygo es ya una estrella en la liga de su país. El futbolista es, a sus 17 años, clave en el Santos, habiendo batido récords de precocidad con el conjunto brasileño. La joven estrella vive sus últimos meses en Brasil, ya que a partir de enero pasará a formar parte del conjunto blanco oficialmente.

Su primera demostración, con Brasil

Este sábado, con la Sub20 brasileña ya han dejado claro de lo que son capaces de hacer. Era el debut de ambos en esta categoría, y entre los dos fabricaron el gol que supuso el empate frente a ChileAdemás, este parón ha servido para ver a través de las redes sociales el buen rollo que tienen los dos futbolistas, lo que ayuda a su entendimiento sobre el terreno de juego.

Esto solo ha sido la primera muestra del gran potencial que tienen los dupla formada por ambos. Este lunes volverán a enfrentarse al combinado chileno, a los que esperan volver a causar el mismo daño que en este encuentro y sumar su primera victoria con la Sub20.

A partir del año que viene, esta pareja se reencontrará en el Real Madrid. A falta de saber qué planes tienen pensados en el club para Rodrygo -si jugará en el Castilla o en el primer equipo-, la afición madridista empezará a disfrutar en directo de las diabluras que estos futbolistas son capaces de hacer. A partir del mes de enero comenzarán la andadura juntos formando la pareja llamada a ser los líderes del ataque del cuadro merengue en un futuro, y durante muchos años.