Los jugadores del Real Madrid celebran la Duodécima.

Los jugadores del Real Madrid celebran la Duodécima.

Fútbol REAL MADRID

Los cuatro jugadores del Real Madrid que vuelven al estadio de La Duodécima

El próximo jueves 11 de octubre se enfrentarán Gales y España en un partido amistoso que servirá a ambas selecciones para preparar sus enfrentamientos ante la República de Irlanda e Inglaterra respectivamente, correspondientes a la UEFA Nations League. En este partido se deberían de enfrentar jugadores madridistas, pero en el bando galés, Gareth Bale se perderá en el encuentro por "fatiga muscular" según ha confirmado Giggs en rueda de prensa.

El partido se disputará en el Millennium Stadium de Cardiff sin duda un estadio que trae grandes recuerdos a toda la afición madridista y tiene un significado especial para varios jugadores. Sergio Ramos, Nacho, Marco Asensio y el mencionado Bale -que estará en la grada-, volverán al campo donde se convirtieron en historia del fútbol venciendo por 1-4 a la Juventus.

En aquella final, el Real Madrid se convirtió en el primer equipo que conquistaba la Champions League dos veces consecutivas con el nuevo formato. El conjunto madridista de esta forma seguía con su idilio en esta competición y se alzaba con La Duodécima. El club presidido por Florentino Pérez consiguió su tercera 'Orejona' en cuatro años y daba una lección al mundo porque como siempre repite el capitán: "Este equipo no se cansa de ganar".

Victoria aplastante ante la Juventus

El partido generó una gran expectación como toda final en esta competición, pero este era también un enfrentamiento especial porque los italianos querían tomarse la revancha de aquella final de la temporada 1997/1998 en la que los merengues vencieron con un gol de Mijatovic en la segunda parte en un tanto que como el mismo exfutbolista blanco reveló fue "el más momento más grande" de su carrera profesional.

Cristiano celebra el tercer gol del Madrid.

Cristiano celebra el tercer gol del Madrid. Reuters

El equipo merengue en esa ocasión ganó por 1-4 con un gran Cristiano Ronaldo que anotó dos goles. El portugués fue clave en ese partido donde muchos revelaron que Buffon tuvo la gran oportunidad poner el broche de la Champions League a su carrera. La primera parte fue muy igualada y al descanso el partido se fue 1-1, pero los segundos 45 minutos fueron otra historia y el juego del conjunto del entonces entrenador Zinedine Zidane dio una auténtica lección de fútbol para volver a levantar su tan querido trofeo.

Sergio Ramos volvió a levantar ' La Orejona'

El capitán blanco conquistó en Cardiff su competición más especial sin duda, porque si el conjunto blanco tiene ese idilio con la competición, Sergio Ramos no es menos. Siempre estarán en el recuerdo de los madridistas sus goles en Lisboa y Milán que dieron dos títulos europeos al conjunto blanco.

En aquella final el camero no fue tan trascendental como en las anteriores pero tuvo una importancia crucial en la consecución del título, porque cuando las cosas se pusieron mal en el partido de vuelta de octavos de final ante el Nápoles en San Paolo, el '4' blanco salió al rescate para anotar dos goles a balón parado y clasificar a su equipo para la siguiente ronda.

La gran confirmación de Marco Asensio

Dicha edición de la Champions League también sirvió para confirmar el gran acierto de la secretaría técnica del club al fichar a un chico del Mallorca de Segunda División. Si en la Supercopa de Europa ante el Sevilla ya dio muestras de lo que era capaz, en esta competición le demostró al mundo que puede marcar una época.

Su inicio de temporada fue muy bueno, pero durante unos meses se vio relegado a un segundo plano, algo que no le impidió ser muy importante en esta competición. En los cuartos de final ante el Bayern Múnich, en el partido de ida en el Allianz Arena cuando el balón a muchos jugadores le podía quemar en los pies, el '20' le puso un centro magistral a Cristiano para que pusiese el 1-2 e ir con ventaja al Santiago Bernabéu, donde volvió a ser importante cerrando el partido con su gol en la prórroga.

Pero sin duda su momento más especial fue en el Millennium Stadium porque ahí marcó uno de los goles más especiales de su carrera, cuando tras una gran jugada de Marcelo el mallorquín empujó a la red para vivir un momento inolvidable y correr hacia la grada donde estaban su hermano y su padre para disfrutar del momento con ellos.

Marco Asensio celebrando el cuarto gol del Madrid.

Marco Asensio celebrando el cuarto gol del Madrid. Reuters

Será con la Selección, pero los jugadores blancos volverán al escenario donde dejaron su sello en la historia y seguro que les trae muy buenos recuerdos porque aquel 3 de junio de 2017 en Cardiff el Real Madrid volvió a demostrar que la Champions league es su competición y que aunque muchos le dieron por muerto, siempre se levanta para recuperar su trono.