Julen Lopetegui

Julen Lopetegui REUTERS

Fútbol REAL MADRID

Confianza en Lopetegui: el vestuario cierra filas en torno a Julen

¿Qué pasa con Lopetegui? El Real Madrid cayó derrotado en Mendizorroza este sábado. El conjunto blanco sumó su cuarto partido sin ganar de forma consecutiva por culpa de un gol en el descuento del Alavés. La mala racha sigue afectando al Madrid que además suma casi siete horas sin marcar un gol. Esto ha provocado que la crítica se haya echado encima del equipo y atacado duramente a Lopetegui.

El futuro de Julen es una de las preguntas que más se hacen en el madridismo estos últimos días. Una idea que surge de los malos resultados del equipo pero, sobre todo, por la insistencia que han mostrado diversos medios en la última semana en preguntarle al propio Lopetegui sobre si siente que está en el alambra. Es cierto que Boskov y Amancio fueron despedidos hace más de 15 años después de enlazar una racha de cuatro partidos seguidos sin marcar, pero el adiós de Lopetegui es una cuestión que ni se plantean dentro del vestuario.

Lopetegui responde con naturalidad a la pregunta y sin entrar al trapo. "Sabemos cómo es la vida en el Real Madrid pero estamos en octubre", cuenta cuando le dicen si cree que su puesto peligra. Solo piensa en seguir trabajando y en dar la vuelta a la tortilla. Se pone en el centro de la diana, porque sabe que es de lo que se hablará ante los resultados y, de paso, protege a sus jugadores: "El responsable siempre es el entrenador, muy por encima de los jugadores", dice. Hasta tres veces le preguntaron por su futuro en la sala de prensa de Mendizorroza, mientras tanto en zona mixta sus chicos salían en defensa suya.

Lopetegui da órdenes desde la banda de Mendizorroza a sus jugadore

Lopetegui da órdenes desde la banda de Mendizorroza a sus jugadore EFE

Ramos y Varane salen en defensa de su entrenador

Sergio Ramos, el capitán, encabezó la defensa a su entrenador. Fue rotundo. "Sería una locura cambiar de entrenador, estamos luchando por los puestos de arriba, que locura que a pesar de eso estamos a tres puntos del líder", dice. Y es que algo tan drástico como un cambio de entrenador, podría ser toda una catástrofe si no sale bien y en el vestuario lo saben. Pese a la mala racha que les ocupa, el balance podría haber sido mucho peor y eso juega en favor de Lopetegui y seguir confiando en él. El camero no fue el único en defender al exseleccionador. "Estamos encantados con Julen", dijo Varane y señaló directamente a la prensa de haber abierto este debate: "Insistís mucho en esto pero estamos muy tranquilos con él", concluyó. 

No hay duda de que hay plena confianza en Lopetegui y tiene margen para trabajar y revertir la situación. Tras los pinchazos, llega un parón internacional para estudiar los fallos cometidos y ponerles solución. Pese a los resultados, la realidad es muy diferente. El equipo está empatado a puntos con el Barça en La Liga -en el peor de los casos podrían ser tres si los culés ganan en Mestalla-, mientras el curso pasado el Madrid ya estaba a estas alturas a siete puntos del eterno rival. El mal momento de los de Valverde minimiza los daños y da tiempo para mejorar al equipo.

Sergio Ramos (i), durante el partido correspondiente a la octava jornada de La Liga disputado frente al Alavés en Mendizorroza

Sergio Ramos (i), durante el partido correspondiente a la octava jornada de La Liga disputado frente al Alavés en Mendizorroza EFE

Nada que ver con la etapa de Benítez

El Madrid ha jugado muy bien en varios momentos de la temporada, sobre todo al comienzo. Partidos como el de la Roma, especialmente, impresionaron por el juego colectivo y dejaron muy buenas sensaciones. Ya se ha visto de lo que es capaz este equipo y hay razones de sobra para pensar que se pueda salir de este bache y volver a ese punto. La mala suerte ha azotado al Madrid en forma de palos, goles en el descuento y, sobre todo, lesiones -las últimas, las de Bale y Benzema-. La relación de los jugadores con Lopetegui es buena y, pese a las comparaciones que empiezan a salir, no es ni de lejos lo mismo que se vivió con Rafa Benítez. Entonces existía una división dentro del vestuario con el entrenador que, hoy por hoy, no existe en el Madrid. La sintonía sigue siendo total.