Gareth Bale

Gareth Bale EFE

Fútbol REAL MADRID

Bale, la esencia del Madrid de Lopetegui

El Real Madrid busca reponerse este fin de semana de la derrota en Moscú y pone a la mala racha que ya se extiende por tercer partido consecutivo. Lo que empezó con el 3-0 en el Sánchez Pizjuán, ha llegado hasta Europa con el pinchazo contra el CSKA, pasando por el derbi. Un dolor de cabeza del que quiere deshacerse cuanto antes Lopetegui, al tiempo que el equipo se mantiene co-líder en Liga, mientras que en Champions no tienen ni que saltar las alarmas.

El Alavés será el próximo rival del Madrid. Los de Lopetegui tienen que reaccionar en Mendizorroza y para ello podrán contar con Gareth Bale. El galés se espera que regrese a los entrenos este jueves. Lo hace tras dar el susto en el derbi. Tuvo que quedarse en el banquillo durante el descanso y todos se temían lo peor. La amenaza de una lesión de la estrella del equipo sobrevolaba los cielos de Madrid, pero este lunes se escuchó un suspiro de alivio desde el club. "No tiene nada" era la explicación después de que a Bale se le hiciera una resonancia para conocer sus problemas.

Lo que pierde el Madrid sin Bale

Parecía que el Real Madrid perdería durante un tiempo a Bale, pero al final solo faltó durante la segunda parte del derbi y frente al CSKA. Pese a ser un espacio de tiempo muy breve, se le echó de menos. No hay duda de que la figura de Bale está siendo determinante este curso y sin él, el Madrid no fue capaz de marcar un gol ni al Atleti ni a los rusos y no es casualidad.

Gareth Bale conduce el balón ante el defensa uruguayo del Atlético de Madrid, Diego Godín

Gareth Bale conduce el balón ante el defensa uruguayo del Atlético de Madrid, Diego Godín EFE

Bale, entre los partidos que se ha perdido (Espanyol y CSKA) y las veces que ha sido sustituido, se ha perdido 283 minutos del total disputado por el equipo. En ese tiempo, las cosas no le han ido bien al Madrid que solo ha marcado dos goles sin el galés. Un gol cada 141' es el balance blanco sin el '11'. La Bale-dependencia se ha instaurado en el equipo y es que no cabe duda que es el jugador que ha tomado los galones sobre el campo de Cristiano Ronaldo tras su salida.

Con Bale las cosas van mucho mejor. El Madrid gana y marca con él y así lo reflejan los datos. Bale ha jugado un total de 652 minutos en este comiendo de temporada y el equipo ha marcado hasta 15 en ese transcurso de tiempo. Unos números que se trasforman en un gol cada 43,4 minutos, una media de casi 100' inferior a lo que se convierte en gol sin él. No es casualidad y es que Bale es el jugador de Lopetegui que ha participado en más acciones de gol. Suma cuatro goles y tres asistencias.

Bale brilló hasta contra el Sevilla

Bale está en un estado de  forma espectacular que afortunadamente no se verá interrumpido por una temida lesión. Antes de descansar contra el Espanyol, jugó hasta ocho partidos consecutivos, entre el Real Madrid y Gales, en un mes. Incluso contra el Sevilla, el peor partido hasta ahora del Madrid de toda la temporada, Bale destacó siendo la única fuente de peligro. Con él, hasta parecía posible que los blancos hicieran algo en el Sánchez Pizjuán.

Su figura es fundamental y está cumpliendo en su rol de líder que se le encomendó cuando Cristiano abandonó el barco. Tras cinco años a su lado, ahora le toca tirar del carro a él y no le está costando. El Madrid echa mucho de menos cuando no está, tal y como sucedía con Cristiano, pero el Expreso de Cardiff tiene cuerda para rato y, por el momento, no hay nada que le frene en la temporada más importante de su carrera.