Viktor Goncharenko responde en rueda de prensa. Foto: Twitter (@pfc_cska)

Viktor Goncharenko responde en rueda de prensa. Foto: Twitter (@pfc_cska)

Fútbol CHAMPIONS LEAGUE

Goncharenko: "Es el mejor momento para medirse al Real Madrid"

Viktor Goncharenko ha atendido en rueda de prensa a los medios de comunicación en la previa del CSKA de Moscú - Real Madrid, correspondiente a la segunda jornada de la Liga de Campeones. El club blanco arrolló en la primera jornada a la Roma en el Bernabéu y llega como líder de grupo, los moscovitas solo consiguieron un empate en su visita a la República Checa frente al Viktoria Plzen.

El técnico bielorruso cree que el Madrid sigue "en busca de su juego en ataque" tras la marcha de Cristiano. "No puedo decir que el juego sin Cristiano sea mejor. La mayor parte de los goles llegaban de él", aseguraba.

Goncharenko es optimista con las opciones de su equipo. "Es el mejor momento para medirse al Real Madrid", aunque destaca el peligro de los "jóvenes" del Real Madrid, que querrán "demostrar sus condiciones". Añadió además que en su opinión, si hubieran viajado jugadores como Ramos, Bale, Marcelo o Isco habrían descansado igual después de los "intensos" compromisos ante el Sevilla y el Atlético.

El CSKA contra el Plzen

El CSKA contra el Plzen Reuters

Cambio de sistema para enfrentarse al Real Madrid

Valorando a su propio equipo, Viktor Goncharenko asegura que ha preparado varios sistemas para hacer frente al equipo de Lopetegui. Y en cuanto a la inexperiencia, para el bielorruso su plantilla es "óptima" y están dando "el primer paso hacia la posición correcta". No solo el Real Madrid cuenta con bajas, en las filas del CSKA no estarán disponibles jugadores como el uruguayo Abel Hernández o el defensa islandés Magnusson.

No es la primera vez que Goncharenko se ve las caras con el Real Madrid, de hecho hace ya diez años, el 17 de septiembre de 2008, se convirtió en el entrenador más joven en dirigir un partido de fase de grupos de Liga de Campeones, con 31 años, cuando entrenaba al Bate Borisov en el Bernabéu. Aquel día los blancos ganaron 2-0 y Sergio Ramos fue autor del primer gol.