El Real Madrid ya está listo de cara al partido de este sábado contra el Atlético de Madrid. El derbi supone la primera gran prueba de La Liga, para la que el club blanco está preparado tras completar el último entrenamiento previo al choque. La sesión contó con dos bajas: Marcelo e Isco. El primero se encontraba pasando las pertinentes pruebas médicas que le detectaron una lesión muscular en el sóleo, mientras que el segundo se dejó ver en el banquillo observando la sesión.

Noticias relacionadas

El malagueño acudió a la Ciudad Real Madrid para presenciar el último entrenamiento de sus compañeros antes de recibir en el Santiago Bernabéu al conjunto rojiblanco. El '22' no podrá disputar el derbi madrileño debido a una apendicitis que mantendrá al mediapunta fuera de los terrenos de juego durante aproximadamente un mes. 

El madridista tuvo que ser operado de urgencia este martes tras acudir a Valdebebas con unos fuertes dolores. Por suerte todo salió bien y el jugador de 26 años fue dado de alta solo unas horas después de la intervención.

Isco celebra un gol ante la Roma EFE

Todas las lesiones son inoportunas pero esta lo ha sido aún más para Isco. El mediapunta estaba en un gran momento de forma tanto en el Real Madrid como en la selección española. Se había hecho con un puesto en el once titular de Julen Lopetegui y además estaba siendo muy importante en los planes de Luis Enrique en el combinado nacional. Ahora tendrá que volver a tope para recuperar su sitio en los dos equipos.

Primeros mensajes después de la operación

Pese a este duro golpe, Isco no se ha olvidado de sus seguidores. A través de las redes sociales, el de Arroyo de la Miel quiso tranquilizar a todo el madridismo. "Muchas gracias a todos por los mensajes de cariño recibidos. ¡Todo ha salido bien! Un abrazo", escribió el jugador del conjunto merengue en Twitter. Además, desveló cómo iba a superar la apendicitis