Marco Asensio celebra su gol al Espanyol

Marco Asensio celebra su gol al Espanyol EFE

Fútbol REAL MADRID 1-0 ESPANYOL

Asensio y el VAR deciden la victoria del Real Madrid ante el Espanyol

El Real Madrid venció a un buen Espanyol que dejó una gran imagen en el Santiago Bernabéu. El equipo blanco se llevó los tres puntos a base de paciencia y de un gol de Asensio que en primera instancia fue anulado por Mateu Lahoz y que tras consultarlo con el VAR fue finalmente concedido. Los de Rubi a punto estuvieron de pescar un punto en dos errores de la defensa madridista y llevarse algo positivo de su visita a la capital de España. Sin embargo, el Madrid tuvo la suficiente sangre fría y el oficio necesario como para ganar sin mucho brillo aunque siendo superior a su rival. 

El apretado calendario de septiembre hizo que Lopetegui comenzara con las rotaciones ante el Espanyol. En el once del Real Madrid no estaban ni Bale ni Marcelo. Además, el técnico blanco había dejado fuera de la convocatoria a Carvajal y a un Toni Kroos que se había ganado un merecido descanso. También hubo cambio en la portería y, tras la titularidad de Keylor Navas ante la Roma, Courtois regresaba al equipo. Rubi, entrenador de los pericos, se unía a la revolución con los cambios en su alineación y en su dibujo para intentar parar a un conjunto merengue que había arrollado en su debut en la Champions. 

Alineación del Real Madrid ante el Espanyol

Alineación del Real Madrid ante el Espanyol REUTERS

El Espanyol pasaba a jugar con cinco centrocampistas, dejando fuera a Sergio García y Baptistao. Solo Borja Iglesias como referencia en ataque y con Piatti y Hernán Pérez en las bandas. Sin embargo, el plan de Rubi no impidió el control del Real Madrid desde el comienzo. Casemiro, Modric y un renacido Ceballos se hacían con la pelota. Isco tuvo la primera gran ocasión en el minuto 4, pero su remate se marchó fuera por poco. El pase fue de Odriozola, que por fin debutaba con la camiseta blanca en partido oficial. El lateral mostraba carácter ofensivo y lo mucho que puede aportar a Lopetegui junto a su compañero Dani Carvajal, baja por molestias para este encuentro, en esa posición. 

Solo una pérdida de Varane metió en problemas a un Real Madrid que se encontraba cómodo en el partido. El francés falla y Piatti dispara cruzado, pero la pelota se marchó lamiendo el poste. Ese acercamiento sirvió para como aviso para el conjunto blanco, que desde entonces encerró al Espanyol en su campo. Sin embargo, el dominio no se reflejaba en claras ocasiones. Según fueron pasando los minutos, el equipo de Lopetegui se iba atascando ante la superpoblación de jugadores pericos en el centro del campo. 

Bendito VAR

Todo cambió en los últimos diez minutos del primer tiempo. El Madrid volvió a encontrar las líneas de fondo para centrar y las oportunidades regresaron. Isco en un remate mordido y Casemiro de cabeza avisaban a Diego López de que el gol se estaba cocinando a fuego lento. Una de las características del equipo de Lopetegui es la paciencia hasta encontrar la portería contraria y ante el Espanyol, al igual que contra la Roma, volvió a hacer alarde de ella.

Mateu Lahoz discute con Lopetegui y Sergio Ramos

Mateu Lahoz discute con Lopetegui y Sergio Ramos REUTERS

Tanto costó romper el cerrojo blanquiazul que hasta el gol llegó con retraso. Mateu Lahoz primero decidió anular el tanto de Asensio por fuera de juego, pero posteriormente el videoarbitraje le corrigió. El VAR volvió a demostrar por qué era tan necesario. El Real Madrid se salvó de una mala decisión del colegiado, algo que también hubiera deseado en Ligas pasadas donde fue maltratado por diferentes errores arbitrales. 

El 1-0 por fin subió al marcador gracias a ese rebote que hace que el balón se quede muerto en la parte izquierda del área para que Asensio cruce con un buen disparo ante Diego López. El tiro, en semifallo de Modric, golpea en la zaga perica y termina en los pies del balear para que se estrenara como goleador esta temporada. El tanto hacía justicia a lo visto en la primera mitad sobre el terreno de juego.

Con susto, pero sin sufrimiento

Tras la reanudación llegaron los cambios. Baptistao fue la apuesta de Rubi para buscar el empate, mientras que Lopetegui volvía a dar minutos a Mariano que tiene al Santiago Bernabéu enamorado. El hispano-dominicano debutó con golazo en la Champions. Veni vidi, vici.

Sergio Ramos salta a por un balón contra un jugador del Espanyol

Sergio Ramos salta a por un balón contra un jugador del Espanyol EFE

Isco, con un espectacular derechazo, a punto estuvo de sentenciar el encuentro en la primera ocasión de la segunda mitad. Sin embargo, el mayor susto para el Real Madrid llegaría tras un error de Sergio Ramos. El de Camas pierde el control del esférico ante Borja Iglesias y este se marcha solo hacia la portería de Courtois. El delantero perico pica con maestría ante la salida del belga y el balón se estrella en el larguero. A pesar de la superioridad merengue, el resultado y el partido tenía mucho peligro. El Espanyol estaba dispuesto a aprovecharse de que el conjunto de Lopetegui jugara con fuego. 

Un gran cabezazo de Ramos a pase de Isco pudo significar la tranquilidad para el Madrid en los minutos finales, pero la mano de Diego López lo evitó. El exguardameta blanco se lució en la que fue su casa para mantener con vida a los de Rubi. El Espanyol, que muestra hechuras de buen equipo, estaba siendo un hueso duro de roer debido a su gran organización defensiva y puesta en escena sobre el césped del Santiago Bernabéu. 

El equipo perico quiso dar emoción hasta el final adelantando sus líneas y jugando en campo rival, aunque la defensa blanca aguantó bien el envite para cerrar el triunfo. Una victoria del Real Madrid con menos brillo que ante la Roma, pero igual de importante. La Liga se decide en este tipo de encuentros apretados y los de Lopetegui demostraron tener pose y temple como equipo para sumar tres puntos más en su exigente mes de septiembre. Ahora esperan el Sevilla y el Atlético en lo que será una dura semana liguera para el Madrid. 

Real Madrid 1-0 Espanyol

Real Madrid: Courtois; Odriozola, Sergio Ramos, Varane, Nacho; Modric, Casemiro, Ceballos (Lucas Vázquez, 62'); Asensio, Isco (Marcos Llorente, 78') y Benzema (Mariano, 59').

Espanyol: Diego López; Dídac, Mario Hermoso, Naldo, Javi López; Marc Roca, Piatti (Leo Baptistao, 54'), Granero, Darder (Víctor Sánchez, 54'), Hernán (Sergio García, 70'); Borja Iglesias.

Goles: 1-0, 43' Asensio.

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Amonestó con tarjeta amarilla a Nacho (6'),  Marc Roca (26'), Javi López (45') y Casemiro (77').

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 5 de La Liga disputado en el Estadio Santiago Bernabéu (Madrid, España) ante 67.758 espectadores.