Björn Kuipers

Björn Kuipers

Fútbol CHAMPIONS LEAGUE

Björn Kuipers, árbitro holandés, dirigirá el Real Madrid - Roma de Champions

El árbitro holandés Bjorn Kuipers dirigirá este miércoles el partido entre Real Madrid y la Roma, de la primera jornada de la fase de grupos de la Champions League, encuentro celebrado en el Santiago Bernabéu a las 21.00 horas y que se podrá ver a través del canal Movistar Liga de Campeones.

Kuipers, que participó en el pasado Mundial de Rusia, ya arbitró al Real Madrid la temporada anterior en el encuentro de ida de las semifinales ante el Bayern Múnich (1-2) y también en la fase de grupos en su visita al Dortmund alemán (1-3).

Se trata de un colegiado que trae buenos recuerdos a los seguidores blancos. Y es que él fue quien arbitró el partido entre el club merengue y el Atlético de Madrid en Lisboa, la famosa final que supuso La Décima.

El holandés fue el elegido por la UEFA para dirigir la última final de la Europa League, en la que el Atlético de Madrid se hizo con el título ante el Olympique de Marsella (0-3), y también pitó el encuentro entre los rojiblancos y el Roma italiano (2-0) en la fase de grupos de la Champions.

En el Santiago Bernabéu Kuipers tendrá como asistentes a Sander van Roekel y Erwin Zeinstra (NED), junto a Dennis Higler y Pol van Boekel como asistentes adicionales y a Joost van Zuilen como cuarto árbitro.

Un recuerdo fatídico en Dortmund

En el histórico de arbitrajes, no todos son de buen recuerdo para los madridistas. Bjorn Kuipers dirigió en la temporada 2012/2013 las semifinales de la Champions League donde se enfrentaron Real MadridBorussia Dortmund y los blancos acabaron sufriendo una dolorosa derrota por 4-1.

El Real Madrid no realizó su mejor partido en la ida de aquellas semifinales, sin embargo Kuipers también tuvo mucho que ver. La acción más importante ocurrió en el minuto 65 del encuentro. Con el marcador ya 3-1 a favor de los alemanes, Reus se internó en el área y, ante Xabi Alonso, protagonizó un piscinazo que se señaló como penalti.

La decisión tomada por el colegiado holandés fue de lo más criticada, puesto que ambos jugadores chocaron y el teutón lo aprovechó para dejarse caer. Este gol fue clave en la eliminación del Real Madrid, ya que en la vuelta los de Mourinho vencieron por 2-0 y se quedaron a un solo gol de la remontada.