Ozil durante un partido de la Premier League

Ozil durante un partido de la Premier League

Fútbol SELECCIONES

El representante de Özil arremete contra Kroos

Noticias relacionadas

Antes de que diera inicio el Mundial de Rusia 2018, Mesut Özil, jugador internacional de la selección alemana, se tomó una instantánea con el presidente de TurquíaRecep Tayyip Erdogan, la cual desató una gran polémica, ya que se llegó a cuestionar su lealtad hacia Alemania. En julio, el mediapunta salía en defensa de la fotografía y a raíz del mencionado acontecimiento anunció que dejaba La Mannschaft.

Meses después, el agente del exmadridista ha salido a relucir realizando unas declaraciones que podrían revivir de nuevo el fuego. Erkut Sögüt ha defendido la polémica foto del futbolista con el presidente turco, pero además ha criticado a varios internacionales alemanes, entre ellos Toni Kroos, por sus declaraciones tras que el futbolista acusara a la Federación Alemana de Fútbol (DFB) de racismo.

El asesor manifestaba en una entrevista ofrecida a la revista germana, 11Freunde, que el jugador del Arsenal "fuera del campo de juego no cometió ningún error. Así seguirá siendo". Proseguía calificando de "decepcionantes y fuera de lugar" los comentarios posteriores del '8' madridista, Manuel Neuer y Thomas Müller, quienes eran compañeros del mediocentro en el combinado.

Toni Kroos disputando el partido contra Francia en la UEFA Nations League

Toni Kroos disputando el partido contra Francia en la UEFA Nations League Reuters

Las acusaciones

Acerca de la frase del centrocampista merengue de que las confesiones solo eran un "elevado porcentaje de tonterías", el agente expresaba que "como internacional experimentado, Kroos debería explicar lo que quiere decir con la acusación de 'tontería'".

Sin embargo, no fue el único para el que tuvo palabras críticas. Al seleccionador, Joachim Löw, le culpaba de defenderse "de una acusación que nunca se hizo. Mesut sintió ataques racistas no desde dentro del equipo, sino por parte del centro de la sociedad: la DFB debería haberle protegido allí".

El presidente del Bayern Múnich, Uli Hoeness, y el de la junta directiva, Karl-Heinz Rummenigge, también se metieron en el asunto, algo que no gustó al representante, quien contestaba al testimonio de que el alemán "se escuda a él mismo y a su porquería de juego detrás de esta foto", con que "si alguien aquí quiere distraer, son estos dos. Del rendimiento de sus propios jugadores, de su evasión fiscal, de sus relojes Rolex sin pagar y del nepotismo en su club".