Isco celebra con Marcelo y Benzema su gol en San Mamés

Isco celebra con Marcelo y Benzema su gol en San Mamés EFE

Fútbol LA LIGA

Cinco claves positivas del Real Madrid de su tropiezo en San Mamés

El Real Madrid cedió este sábado un empate contra el Athletic en San Mamés y rompe, de esta manera, su gran inicio liguero tras tres victorias en las primeras tres jornadas ligueras. El club blanco acabó mereciendo más, pero no pudo completar una remontada a la que faltó un toque de suerte que, por ejemplo, si tuvo el Barça horas antes en Anoeta. Aún así, el empate no es para alarmarse:

Isco pide su sitio

Fue la mejor noticia del partido y es que el malagueño se sube al carro del Madrid de Lopetegui. Su inicio de temporada no había sido el mejor y otros futbolistas del primer equipo ya habían dado el paso que ahora tanto se le pedía a Isco. El parón con España, donde ya marcó frente a Croacia, le ha sentado bien.

Lopetegui le dejaba por segunda jornada consecutiva en el banquillo, aunque en esta ocasión parecía más bien motivado por las rotaciones después de que jugara 180 minutos con España. En San Mamés saltó al campo cuando quedaba media hora de partido y solo le bastaron dos minutos para desatascar el partido para el Real Madrid. Lo siguió intentando pero no hubo mayor premio.

Kroos felicita a Isco por su gol.

Kroos felicita a Isco por su gol. EFE

Casemiro, el equilíbrio de Lopetegui

Casemiro fue la otra rotación de Lopetegui en el once. Era lógico teniendo en cuenta que venía de viajar más de 12.000 kilómetros con Brasil y apenas se había incorporado el jueves a los entrenamientos. Solo dos días con el grupo le impidieron partir de inicio, pero con su entrada al campo se vio porque es fundamental.

El brasileño salió al descanso por Ceballos. Lopetegui quería más orden y así fue. Con Casemiro era otra cosa. Dio equilibrio al centro del campo y, sobre todo, consistencia. Aportó en ataque y liberó a Kroos que se vio más enfocado de medio campo para arriba.

El gol espera a Mariano

Tras tres jornadas de dulce con el gol, este sábado el Madrid acusó por primera vez problemas de cara a la portería. No fue porque no se intentara, porque se hizo. Sin embargo, no hubo mucha suerte y Benzema o Bale no estuvieron tan enchufados como durante las últimas jornadas.

Sin Bale y Benzema a su mejor nivel, faltó eficacia y todos apuntaban a Mariano en el banquillo. Lopetegui no le sacó y apostó por Lucas Vázquez, aunque su planteamiento no funcionó. Estas ocasiones son de las que Mariano deberá sacar partido en un futuro. El '7' debe ser quien, a partir de ahora, resuelva momentos difíciles como este.

Real Madrid Mariano Diaz Presentation

Real Madrid Mariano Diaz Presentation REUTERS

El duro regreso del parón

El del Athletic era el primer partido que el Real Madrid afrontaba tras el parón de selecciones. Dos semanas eternas si partidos ... o, al menos, sin actividad en los clubes. En San Mamés se notó el desgaste físico de varios de lo internacionales y también se les vio con algo menos de ritmo a los que se quedaron Madrid. Tanto tiempo sin partido desenchufa al jugador.

Ahora hay que volver a coger el ritmo y estar a tope para el partido contra la Roma del próximo miércoles. Tras un empate, lo mejor es coge confianza y afrontar el debut en la Champions con las pilas cargadas.

Unai Simón, el 'salvavidas' del Athletic

Si el Madrid no salió con la victoria de San Mamés no fue porque no insistió. El club blanco fue acercándose poco a poco al área rival y acabó agobiando a Unai Simón bajo palos. Sin embargo, el chaval estuvo realmente bien siendo este partido su carta de presentación en La Liga.

Tuvo acciones muy buenas que desesperaron a los delanteros del Real Madrid. Con solo 21 años, el guardameta de Vitoria hizo perfectamente de sustituto de Kepa, quien marchó este verano al Chelsea tras su coqueteo con el club blanco en el último invierno. Los leones tienen que estar contentos con su meta.