Beckham en la presentación de su nuevo proyecto

Beckham en la presentación de su nuevo proyecto Reuters

Fútbol MLS

Beckham quiere a Messi para el estreno de su equipo en la MLS

  • La leyenda inglesa es el dueño del Inter Miami que jugará en la liga estadounidense a partir de 2020. Para entonces, tiene preparado una sorpresa en su cabeza con la figura de Messi.
  • Beckham apunta a Cristiano y Piqué para liderar el Inter Miami

El proyecto de David Beckham afronta su recta final para tener un hueco en la MLS. Recientemente se desvelaba el que sería el escudo y nombre definitivo del Inter Miami y ahora empiezan a salir las primeras informaciones en torno a fichajes de renombre. Para empezar, Daily Mail no va corto y apunta a Leo Messi.

Así es y es que Beckham se plantearía tantear la contratación del argentino en 2020, temporada en la que su equipo debutará en la MLS. Por entonces, Messi tendrá 34 años y en el diario inglés creen que ya buscará otro reto en su carrera siendo EE.UU. uno de sus posibles destinos y seguir los pasos de otras estrellas que pusieron fin a su carrera en esta liga.

Otro aspecto que juega a favor de las aspiraciones de Beckham y su equipo es que en 2020 a Messi solo le quedará un año de contrato y, pese a que sería difícil que se marchara con la carta de libertad bajo el brazo, si es más factible una operación con un precio mucho más inferior de lo que costaría en circunstancias normales.

Messi en el Girona - Barcelona

Messi en el Girona - Barcelona Andreu Dalmau EFE

Rosario Central, el sueño de Messi

Messi podría poner rumbo a Estados Unidos aunque, seguramente, sería su penúltimo paso en su carrera ya que siempre ha reiterado que le gustaría jugar en Rosario Central antes de retirarse. Es el equipo de su infancia y de la ciudad en la que creció justo antes de poner rumbo a Barcelona donde haría carrera partiendo de las categorías inferiores.

El adiós de Cristiano Ronaldo al Real Madrid este verano puede ser otra motivación para Messi de terminar su carrera en el Barça antes de tiempo. El argentino ha mantenido una cruda batalla con el portugués durante la última década, pero esta temporada se ha dado un cambio drçastico con la salida de '7' y la amenaza de que Modric pueda romper la hegemonía de ambos en los premios individuales.