Isco Alarcón, controlando un balón

Isco Alarcón, controlando un balón REUTERS

Fútbol REAL MADRID

El paso adelante de Isco: de la Selección al Madrid

En el inicio de la 2018/2019, Isco ha sido una pieza clave en el esquema de Lopetegui, pero su rendimiento pese a ser bueno no estaba al nivel que había demostrado en los últimos meses. En total, el de Arroyo de la Miel ha disputado 246 minutos de 390 posibles, en los que ha repartido una asistencia. El '22' merengue ha sido titular en tres de los cuatro partidos que se han disputado hasta la fecha.

Aunque todavía le falta el premio del gol con el Real Madrid en este nuevo curso, el malagueño ya ha saboreado estas mieles con la Selección. Frente a Croacia, flamante subcampeona del Mundial de Rusia, Isco Alarcón fue uno de los goleadores del encuentro celebrado en Elche, demostrando así que paso a paso va recuperando su mejor nivel.

Durante este primer parón por los compromisos internacionales, el mediapunta ha vuelto a ser uno de los líderes de la nueva Selección de Luis Enrique. El nombramiento del técnico asturiano fue muy discutido por su sabido sentimiento antimadridista, pero parece que este no nubla su criterio ya que convocó hasta a seis futbolistas blancos y, además, todos ellos fueron titulares en el segundo encuentro de la UEFA Nations League.

Isco en el Inglaterra - España

Isco en el Inglaterra - España NEIL HALL Agencia EFE

La selección española se convirtió en una vía de escape para el futbolista desde aquellos tiempos en los que el protagonismo se le negaba en la casa blanca. Isco vivió durante algunas temporadas a la sombra de la BBC, pero las lesiones de Bale le abrieron una puerta al once que el jugador andaluz no desaprovechó, convenciendo así a Zidane, quien no dudó en apostar por él en las dos últimas finales de la Champions League.

Esta confianza del entrenador francés también se vio traducida en el combinado nacional, donde el por aquel entonces seleccionador español dio la batuta a Isco. Durante aquella etapa, Julen Lopetegui no dudó en reiterar una y otra vez que el futbolista malagueño necesitaba más continuidad para mostrar su nivel más top y esto no ha quedado en palabras, sino que ha dotado en estos primeros compases del curso al jugador de esa estabilidad para llegar al cien por cien.

Un paso más

Con jugadores como Gareth Bale o Benzema en un estado de forma sobresaliente, el paso al frente del malagueño puede suponer ver a un todavía mejor Real Madrid. Isco es un futbolista diferente, capaz de romper las líneas rivales con una genialidad técnica o un pase imposible que desbarate las férreas defensas de los adversarios. Aunque ha iniciado bien la campaña, tampoco ha sido de los más destacados en el conjunto merengue, por lo que de llegar a este estado óptimo se puede presumir que ver al Madrid de Lopetegui puede ser una auténtica delicia.

Isco durante un entrenamiento con el Real Madrid

Isco durante un entrenamiento con el Real Madrid

Ahora, con el regreso de La Liga y el debut en la máxima competición continental la próxima semana frente a la Roma, el andaluz debe demostrar que ha recuperado su mejor nivel. La competencia por un puesto en el once inicial se vuelve feroz, ya que Modric había venido siendo suplente en algunos encuentros de este princiipio de temporada al haber sido el último en incorporarse al trabajo tras el Mundial. 

Con el centrocampista croata de vuelta, las rotaciones de Julen Lopetegui serán una constante y varios jugadores pelearán por ocupar ese hueco libre que hay en el equipo de gala del técnico vasco. Isco competirá así con jugadores como Asensio, que también ha venido siendo de la partida en estos primeros duelos de la 2018/2019. Mientras que otros como Lucas Vázquez o Ceballos 'pelean' por convertirse en el jugador número doce del Real Madrid.