Toni Kroos

Toni Kroos REUTERS

Fútbol FICHAJES

Kroos, en la lista de deseos de Zidane para el Manchester United

El futuro de José Mourinho en el Manchester United no está del todo claro. Los resultados en el inicio de la temporada no están siendo todo lo buenos que se esperaban -solo ha ganado dos de los cuatro partidos disputados hasta el momento- y la prensa ya sitúa a Zinedine Zidane como posible recambio en el banquillo.

De hecho, según publica Mirror, el técnico francés ya ha realizado una lista de jugadores con los que le gustaría contar si finalmente aterriza en la ciudad inglesa. Entre los cuatro jugadores a los que le gustaría tener se encuentra un madridista, Toni Kroos.

El alemán era una de las piezas claves en el equipo que entrenó los últimos tres años. Kroos era el pilar en la creación con Modric y, junto a Casemiro, formaron un centro del campo envidiado por toda Europa y que fue pieza importante para ganar las últimas tres Champions League.

James Rodríguez, en un entrenamiento del Bayern Múnich

James Rodríguez, en un entrenamiento del Bayern Múnich Reuters

Los otros tres elegidos por Zidane

Pero Kroos no es el único jugador que está en la lista de futuras peticiones de Zidane al Manchester United. El galo quiere convertir también en diablos rojos a Thiago Álcantara Edinson Cavani, para reforzar el centro del campo y la delantera. Sin embargo, lo más llamativo es que, según el diario inglés, también tiene entre sus ambiciones contar con James Rodríguez.

La relación entre Zidane y el colombiano no acabó especialmente bien en el Real Madrid. De hecho, James terminó saliendo del conjunto blanco rumbo al Bayern Múnich porque el extécnico merengue prefería contar con Isco. Sin embargo, el francés tiene el sueño de entrenar en la Premier League y los diablos rojos son su preferencia, a la espera de saber qué ocurre con Mourinho. Si lo consigue quiere contar con un equipo de total confianza para devolver al United a lo más alto, y para ello está dispuesto a volver a contar en su equipo con Toni Kroos y James Rodríguez, a pesar de las rencillas que pudieran tener en el pasado.