Sergio Ramos celebra un gol con el Real Madrid

Sergio Ramos celebra un gol con el Real Madrid Reuters

Fútbol REAL MADRID

Ramos, el alma del Madrid: la importancia del capitán sin Cristiano

Noticias relacionadas

El verano llega a su fin y la era Lopetegui se asienta ya en el Real Madrid. Las dos victorias en las dos primeras jornadas de Liga han hecho olvidar el tropiezo en la Supercopa de España. El conjunto blanco ilusiona tras ganar plácidamente al Getafe y remontar con contundencia al Girona.

Estos encuentros tienen, además, otro factor común y es el notable nivel de Sergio Ramos. Si contra el Atleti no tuvo su mejor noche, el central se ha repuesto. La figura del camero no hace más que crecer en el Real Madrid con el paso de los años y sigue reforzando todavía más una leyenda de las más grandes de la historia del club.

Todo sigue igual para Sergio Ramos

Tras un verano de cambios importantes, Sergio Ramos se ha mantenido en su posición y la ha reforzado. El capitán levantaba La Decimotercera bajo el cielo de Kiev, pero apenas unos días después -o esa misma noche atendiendo a la bomba soltada por Cristiano tras la final- la estabilidad del club se tambalearía con dos salidas importantes: la de Zidane y la del portugués.

Luego llegó el fichaje de Lopetegui y Sergio Ramos fue su gran apoyo en la concentración de la Selección y uno de sus defensores tras el ataque de rabia de Rubiales. Con el nuevo entrenador blanco mantenía una buena relación ya en el combinado nacional, pero ahora esta es aún más fuerte en el Real Madrid.

Sergio Ramos, en la rueda de prensa previa a la Supercopa ante el Atlético

Sergio Ramos, en la rueda de prensa previa a la Supercopa ante el Atlético

Su indirecta a Cristiano

Con Lopetegui en el banquillo y sin Cristiano en el equipo, Ramos es la voz más dominante del vestuario. Con el luso compartía un liderato moral que ahora recae sobre sus hombros y parece aceptarlo con naturalidad. El mejor ejemplo es que no ha dudado en lanzar un dardo a su excompañero cuando este habló orgulloso del buen ambiente que impera en la Juventus. "Aquí siempre hemos sido una familia", respondió Sergio Ramos. Un zasca al '7' que no ha tardado mucho en renegar del club donde tocó la gloria, en varias ocasiones.

El último episodio del capitán Ramos se vivió contra el Girona. La salida de Cristiano ha dejado un hueco en el lanzamiento de las penas máximas que Ramos, por galones y determinación, ha ocupado. Asensio provocó un penalti con 1-0 en el marcador y Ramos, que ya buscó el gol hasta en dos ocasiones de cabeza, lo convirtió con un recurso de genio: a lo Panenka.

Sergio Ramos y Karim Benzema celebran el primer gol del francés en Girona

Sergio Ramos y Karim Benzema celebran el primer gol del francés en Girona EFE

Su aplaudido gesto con Benzema

La segunda parte comenzó casi como terminó y Asensio volvía a provocar otro penalti. Todas las miradas volvían a apuntar a Sergio Ramos, pero este cedió el lanzamiento a otro de los pesos pesados del vestuario: Benzema. El francés marcó y se reencontró con el gol en Liga. "Hay que tener compañerismo y no ser egoísta", decía el capitán al ser preguntado por su gesto. ¿Otro dardo a Cristiano? Con el portugués ocurrió contadas veces que diera un penalti a un compañero. 

En el campo, Ramos parece haber asumido aún más responsabilidades. La actitud de Cristiano sobre el campo era un plus a la hora de motivar a sus compañeros y el camero sabe que ahora le toca a él ocupar ese rol. Con 1-0 en el marcador y todavía en la primera parte, Ramos subió al ataque en Montilivi y cerca estuvo de empatar antes del penalti.

El último dato que demuestra la importancia de Sergio Ramos en este Real Madrid son las 15 temporadas seguidas que lleva marcando en Liga. Esto es algo que solo ha conseguido Messi en el campeonato -con quien comparte registro- y a favor del internacional español hay que destacar que él juega de defensa. Poco importa eso, Ramos sigue siendo el alma del equipo. Lopetegui tiene un fiel escudero.