Casemiro junto a Modric y Kroos tras ganar La Decimotercera

Casemiro junto a Modric y Kroos tras ganar La Decimotercera

Fútbol REAL MADRID

El Madrid recupera el tridente de la Champions

Noticias relacionadas

Con la temporada entrando en dinámica, los equipos van cogiendo forma y el Real Madrid es el mejor ejemplo para observar esa evolución habitual al inicio de toda campaña. En apenas unas semanas se ha pasado de tener una plantilla repleta de ausencias por las vacaciones de verano y el Mundial de Rusia, hasta poder contar con todo el equipo posible para la segunda jornada de La Liga.

A pesar de la marcha de Cristiano, y teniendo en cuenta las incorporaciones como la de Courtois y Odriozola, la línea que más interesa es la del centro del campo. En dicha posición el Real Madrid cuenta con los mejores jugadores del mundo y mantenerlo intacto era vital. De hecho, este verano se ha intentado desintegrar el tridente merengue.

Pero tras varios encuentros disputados, y pasados los rumores y noticias que situaban a alguno de los componentes lejos de la capital, el mediocampo merengue contará con sus figuras clave. Modric, Casemiro y Kroos se reencuentran en Girona en el once titular.

Modric salta al campo tras salir desde el banquillo

Modric salta al campo tras salir desde el banquillo

Las rotaciones en pretemporada

El Mundial de Rusia ha retrasado la puesta a punto del Real Madrid. Solo Kroos estuvo desde los primeros días en lo que respecta al tridente merengue. El alemán, tras el varapalo con su selección, se unió a la expedición madridista y viajó a la gira por Estados Unidos. Contó con minutos suficientes pero también cedió su lugar como consecuencia de las rotaciones habituales.

Mientras, Casemiro regresaba a Madrid tras la eliminación de Brasil. Su primera aparición, por tanto, no se produciría hasta el Trofeo Santiago Bernabéu, donde compartiría titularidad con Toni Kroos. Por su parte, Modric aparecería por primera vez en dicha cita, saltando desde el banquillo y recibiendo la ovación del estadio.

Parecía que esa iba a ser la última vez que no compartirían titularidad, pero la suplencia de un Modric sin rodaje se repetiría tanto en la Supercopa de Europa como en el debut liguero contra el Getafe.

Casemiro se abraza con Zidane

Casemiro se abraza con Zidane ARMANDO BABANI Agencia EFE

Un papel clave en los éxitos del Real Madrid

La etapa de Zidane en el Real Madrid ya es cosa del pasado. Sin embargo, fijarse en cuáles fueron las claves de su éxito es prácticamente un deber. El técnico francés confió plenamente en su centro del campo y en su once habitual siempre estaban los tres. Casemiro creció como nunca e hizo añicos las críticas. Kroos se consagró a nivel mundial y Modric dio un paso al frente para ser uno de los líderes del equipo.

Han sido fundamentales en las tres Champions consecutivas, así como en la Liga y demás trofeos levantados durante estos últimos años. A su notable importancia en el juego del Madrid se sumó una continuidad que parecía infinita. Apenas se produjeron lesiones que cortaran el ritmo a las estrellas merengues.

De hecho, Casemiro ha terminado estas últimas campañas como uno de los jugadores más empleados por Zidane. Cumpliendo las expectativas y fortaleciendo el once del Madrid, el tridente del mediocampo se ha convertido en una parte intocable del Madrid.

Modric y Lopetegui

Modric y Lopetegui Reuters

El estilo de Lopetegui

El centro del campo tendrá un papel fundamental para Julen Lopetegui. Lo ha demostrado en la Selección y durante la pretemporada ha quedado claro. El tridente merengue contará con galones suficientes y con una gran importancia a la hora de organizar el juego.

Y es que Lopetegui no quiere mantener una posesión sin crear ningún peligro. Pretende que todo el equipo rote posiciones y que en los momentos que haya que defender toda la escuadra blanca lo haga. En esas situaciones también encajan tanto Modric como Kroos y el especialista Casemiro. En Girona se pondrá en evidencia.