Jürgen Klopp, entrenador del Liverpool.

Jürgen Klopp, entrenador del Liverpool. NEIL HALL EFE

Fútbol PREMIER LEAGUE

La historia interminable de Klopp: Karius, el Madrid y la final de Champions

Noticias relacionadas

Jürgen Klopp es un tipo que se caracteriza por no morderse la lengua. En esta ocasión no iba a ser para menos. En rueda de prensa, el mánager alemán confesó "quedarse sin las palabras adecuadas" hacia Loris Karius luego de la cadena de errores del guardameta que supuso una nueva 'Orejona' para el Real Madrid

"No sabía ni lo que decir", dijo el entrenador. "Cuando no te salen las palabras adecuadas, soy partidario de callarte y hablar cuando proceda", continuó. Para después reconocer que sí que charló sobre la situación con su todavía guardameta "e incluso de otros detalles" aclarando que la situación "está bien". 

Karius vino desempeñando su tarea profesional como guardameta titular durante toda la competición continental el curso pasado. Sin embargo, su actuación ante el Real Madrid le privó de esa condición relegándole incluso a la categoría de tercer portero del Liverpool tras la incorporación de Alisson.

Karius y Alisson se abrazan durante un partido del Liverpool

Karius y Alisson se abrazan durante un partido del Liverpool EFE

La llegada del portero brasileño rompió todo tipo de esquemas. Los 70 millones de euros pagados por él se antojaban una verdadera barbaridad por un guardameta hasta que el Chelsea asaltó la banca al hacerse con los servicios de Kepa por 80 'kilos'. Una carambola que está a punto de llevar a Karius hacia Turquía, concretamente a las las filas del Besiktas.

Una situación que, según ha podido saber ESPN, hizo que fuera el entrenador de porteros de la escuadra red el encargado de consolar a Karius tras la final. Durante todas las semanas posteriores, desde la entidad inglesa y sobre todo por boca de Klopp, se ha vertido sobre la hipotética conmoción cerebral del portero la verdadera causa de la derrota del club del Merseyside

Semana tras semana, cada vez que aparecía delante de un micrófono, el entrenador del Liverpool aprovechaba para 'acordarse' de Sergio Ramos y recriminar su actitud durante la final en Kiev. Unas palabras que no han sentado nada bien al de Camas, como es lógico, y se encargó de desmentir en la rueda de prensa previa a la Supercopa de Europa.