El Real Madrid celebra un gol en la Supercopa de Europa

El Real Madrid celebra un gol en la Supercopa de Europa Reuters

Fútbol REAL MADRID

La unidad del vestuario del Real Madrid ante el tropiezo en la Supercopa

Noticias relacionadas

El Real Madrid tenía ante sí la gran prueba del año. Primer encuentro, primer título y todo ello ante el máximo rival de la capital española: el Atlético. Una cita perfecta para dar un golpe encima de la mesa y confirmar la valía de un proyecto que está siendo puesto en entredicho desde que comenzó a rodar.

Las cosas no salieron como se esperaba y la derrota por un amplio 2-4 dejó en mal lugar al conjunto blanco. Los 60 minutos iniciales del Real Madrid no fueron suficientes como para sentenciar el título y la segunda mitad complicó las cosas. A pesar de esa buena imagen que empezó dejando el combinado de Lopetegui, los errores en defensa provocaron una derrota en una final europea 18 años después.

Además de quedarse sin un título, las críticas están lloviendo sobre el Santiago Bernabéu. Ataques y dudas contra el Real Madrid que no llegan a hacer efecto en el vestuario. Y es que si algo ha destacado en la plantilla merengue durante estas últimas temporadas es el gran ambiente que hay. Una familia que permanece unida y que ha otorgado un papel más que relevante a la confianza entre los propios jugadores. La Supercopa de Europa no ha modificado esos lazos.

Julen Lopetegui da órdenes a Sergio Ramos

Julen Lopetegui da órdenes a Sergio Ramos REUTERS

Sergio Ramos pide calma: la fuerza del vestuario

Los principales rostros del Real Madrid ha ido pronunciándose públicamente poco a poco. El primero y más importante era Sergio Ramos. El capitán no tuvo una buena actuación contra el conjunto colchonero y acabó entre los señalados. Sus palabras eran necesarias y el mensaje fundamental para mantener las esperanzas entre los aficionados. El de Camas lo dejó claro: "Volveremos a ganar".

Pero ese paso al frente no fue más que el primer movimiento de puertas a dentro del Real Madrid. Marcelo apareció minutos después, también en redes sociales, y puso la atención en los próximos partidos de Liga que se avecinan en las inmediaciones de Chamartín. El brasileño ya habló en zona mixta y, al igual que Casemiro, repitió un mensaje optimista de cara a los próximos compromisos.

No perder la esperanza y mucho menos la estabilidad es una máxima en el Real Madrid. Sin culpar a jugadores ni movimientos del técnico y elevando el mantra de que esto acaba de empezar. La Liga, la Champions y la Copa del Rey no han comenzado. El Real Madrid sigue siendo el máximo campeón del continente y la plantilla sigue luciendo su gran unión.

Los jugadores del Atlético de Madrid celebran un gol

Los jugadores del Atlético de Madrid celebran un gol REUTERS

Las razones del primer 'pinchazo'

En el Real Madrid y también entre los jugadores saben que esta primera derrota no tiene nada que ver con el concepto, sino con el esfuerzo físico. Las ideas del nuevo planteamiento táctico de Lopetegui han sido bien recibidas y así lo destacaba hace unos días el propio Marco Asensio. El tropiezo ante el Atlético no fue nada más que mala suerte y falta de rodaje por varios jugadores. Una serie de claves que propiciaron el 2-4.

Varane, Marcelo, Casemiro, Modric y Ramos, entre otros, no tuvieron el rendimiento esperado. Y es que la corta pretemporada ha llegado a pasar factura. El mediocentro de la Canarinha, sin ir más lejos, tuvo que ser sustituido por problemas físicos. Esa falta de potencial en los últimos minutos, sumada a varios despistes y errores en defensa, dieron una vida extra a los de Simeone.

Florentino Pérez saluda a Julen Lopetegui

Florentino Pérez saluda a Julen Lopetegui

El club no pierde los papeles en el mercado

Tras la derrota en la Supercopa, los ataques a la entidad merengue han sido constantes. Infravalorar a Lopetegui y torpedear el nuevo proyecto eran algunas de las intenciones que desde ciertos sectores han defendido. Sin embargo, en el Real Madrid confían plenamente en el técnico y se repite el sentir de la plantilla.

Por ello, y pese a intentar desestabilizar al club blanco, en las oficinas de Concha Espina hay una inmensa calma. Sobre todo por todos aquellos frentes que piden urgentes fichajes y renovar por completo una plantilla que ha logrado, salvo alguna ausencia, tres Champions seguidas.

Tal y como ha adelantado EL BERNABÉU, no habrá ninguna locura en el mercado. Los fichajes actuales están lejos de los precios racionales y la gestión encabezada por Florentino Pérez no está por la labor de sumarse a esa desorbitada moda de traspasos multimillonarios.