El Real Madrid entrenando antes de la Supercopa junto a Celades

El Real Madrid entrenando antes de la Supercopa junto a Celades EFE

Fútbol SUPERCOPA DE EUROPA

Los retos del Real Madrid en la Supercopa ante el Atlético

La primera prueba de la temporada ha llegado tanto para el Real Madrid como para el Atlético. Un título en juego, en una competición europea y con un derbi capitalino por delante. Todo un escenario para que haya la motivación suficiente como para salir a lograr el triunfo.

Ambos equipos llegan en buena forma y con muchas opciones. De hecho, muchos han comenzado su habitual campaña contra el conjunto merengue para infravalorar una plantilla que, pese a estar sin Cristiano Ronaldo, ha participado notablemente en las tres Champions históricas cosechadas de forma consecutiva.

Por lo tanto, ese será uno de los grandes retos que tenga el conjunto de Julen Lopetegui en Tallin. Lograr la confirmación de que hay vida más allá de Cristiano Ronaldo y que, como dijo Sergio Ramos en la última rueda de prensa, "ningún jugador está por encima del escudo de este club". 

Más allá de demostrar que el luso no es imprescindible, el triunfo en el derbi servirá también para comenzar con buen pie el nuevo e ilusionante proyecto dirigido por el técnico vasco y, sobre todo, para dar mayor o menor credibilidad a la plantilla pese a que no ha llegado ningún fichaje estrella salvo Courtois. Algo que desde el banquillo se está repitiendo y que quedará reflejado ante el Atlético. Un total de cuatro grandes retos fundamentales para el Real Madrid.

Gareth Bale y Marco Asensio

Gareth Bale y Marco Asensio

Vida más allá de Cristiano Ronaldo

Es una realidad que hacer olvidar al mejor jugador del mundo no es nada fácil. Menos aún cuando consigue datos goleadores como los que hizo el año pasado, donde terminó como el mejor delantero de la Champions y repitiendo anteriormente con los premios individuales.

Con su marcha se abrieron nuevos escenarios y pesos en el equipo y la BBC está empezando a ser olvidada. El gran rendimiento de Asensio, sumado al papel que ha adquirido Bale, han asegurado el gol. Ambos, acompañados de un Benzema que quiere resarcirse de su último año, dan motivos suficientes como para confiar en un tridente ofensivo que además cuenta con grandes refuerzos en el banquillo.

Lopetegui durante un entrenamiento del Real Madrid

Lopetegui durante un entrenamiento del Real Madrid EFE

La confirmación de Lopetegui

La llegada de Julen Lopetegui a la capital española ha tenido un buen recibimiento. Pese a la polémica generada por Luis Rubiales, el técnico vasco cuenta con todo el apoyo de la entidad y también de la afición. Después de unas semanas en las que ya se ha podido ver su táctica a la hora de moverse en el cargo, la confianza ha aumentado exponencialmente.

Buenos resultados y mejor imagen aún que han llevado al Real Madrid a sumar una racha de tres triunfos consecutivos y siete goles anotados. Pero es en los encuentros oficiales donde se aprueba o suspende de forma definitiva. La Supercopa es la primera exposición del nuevo Madrid y será una declaración de intenciones para el resto de temporada. Partiendo del apoyo depositado por la entidad, es el turno de que Lopetegui convenza a sus críticos.

Vinicius lanzando a portería durante un partido del Real Madrid

Vinicius lanzando a portería durante un partido del Real Madrid EFE

Confianza en la plantilla

La pretemporada no ha podido ir mejor. Solo una derrota y en el partido inicial del verano. Además, por la mínima y dejando muy buenas sensaciones. Tras ese 2-1 ante el Manchester United llegaron los triunfos contra la Juventus, la Roma y el Milan. En todos esos encuentros marcaron los delanteros y Lopetegui rotó por completo el equipo.

Jugadores inesperados como Reguilón han convencido tanto a la afición como al cuerpo técnico, aumentando la competitividad por la banda. Además, Vinicius ha logrado demostrar que su fichaje fue un acierto y en los amistosos ha dejado grandes detalles. Los nuevos, junto a una plantilla que ha logrado hacer historia con Zidane a los mandos, dejan al Real Madrid en una gran posición en cuanto a calidad.

La Supercopa de Europa servirá para acabar con las oleadas de críticas al club merengue por una supuesta mala gestión deportiva. La razón no es otra que la de ceder ante un mercado inflacionado. Ganar y poner punto y final a esas dudas sería, sin duda, un nuevo triunfo de la zona noble del Real Madrid además del cosechado por el equipo.

Bale celebra un gol con el Real Madrid en Champions

Bale celebra un gol con el Real Madrid en Champions Reuters

Un golpe final al Atlético

La pesadilla del conjunto rojiblanco en Europa es el Real Madrid. La única Champions que estuvo cerca de las vitrinas, ahora del Wanda Metropolitano, han sido con el equipo merengue como contrincante. La gran final de Lisboa y la posterior en Milán se mantienen en el recuerdo de todo hincha del Atlético.

El cabezazo de Ramos en el tiempo de descuento daría La Décima a la entidad merengue. Posteriormente llegarían los penaltis ante los de Simeone donde Cristiano Ronaldo sentenciaba para lograr una nueva 'Orejona' para el club blanco.

La historia se repitió también en las semifinales de la temporada 2016/2017. Goleada en el Santiago Bernabéu y posterior derrota en el Calderón que, sin embargo, valía para pasar gracias a una jugada emblemática de Karim Benzema. Tallin será una nueva prueba y el Madrid puede volver a dar un toque de gracia a las esperanzas continentales de los colchoneros.