Mano de Juanfran en el área del Atlético de Madrid

Mano de Juanfran en el área del Atlético de Madrid

Fútbol SUPERCOPA DE EUROPA

Claro penalti a favor del Madrid por mano de Juanfran

Noticias relacionadas

La temporada 2018/2019 ha arrancado de manera oficial para el Real Madrid. Este miércoles, el equipo blanco disputaba la final de la Supercopa de Europa en el Estadio Lilleküla, en Tallin, Estonia. El conjunto merengue accedió a esta competición por ganar la pasada edición de la Champions League tras vencer en la final al Liverpool por 3-1.

Enfrente tenía al Atlético de Madrid, ganador de la Europa League de la pasada campaña. El conjunto rojiblanco empezó de la mejor manera el choque, marcando un gol en el primer minuto de partido. Diego Costa se marchó de Sergio Ramos y de Varane y su disparo entró por el palo de Keylor Navas.

El equipo  dirigido por Julen Lopetegui se repuso a ese gol y consiguió empatar el partido. Un gran centro de Bale desde la banda derecha fue rematado por Benzema. Un nuevo gol del francés en competiciones europeas. El partido estaba siendo tranquilo para el árbitro hasta la segunda parte. 

Mano de Juanfran en el área del Atlético de Madrid

Mano de Juanfran en el área del Atlético de Madrid

En los segundos 45 minutos llegó la polémica. Aunque realmente la jugada es muy clara. Toni Kroos puso un córner muy pasado. Benzema y Juanfran peleaban buscando el balón cuando el lateral derecho del equipo rojiblanco alargó el brazo y dio al balón con la mano izquierda. El árbitro del encuentro no lo dudó y señaló el punto de penalti.

Mano de Juanfran en el área del Atlético de Madrid

Mano de Juanfran en el área del Atlético de Madrid REUTERS

Sergio Ramos se dispuso a lanzar la pena máxima y no falló. El central lanzó a la izquierda de Oblak, al que engañó totalmente. Un nuevo gol del capitán madridista en una final europea tras sus tantos en las finales de la Champions en Lisboa y en Milán y su gol en la Supercopa del año 2016 en Trondheim ante el Sevilla.

Esta no fue la única jugada polémica del encuentro. Tan solo unos minutos después, el mismo Ramos pidió la segunda amarilla para Diego Costa. El delantero del Atlético de Madrid pisó la cabeza del camero y el capitán protestó esa acción. El colegiado del encuentro no vio nada y el punta hispano-brasileño se libró de la expulsión. Una jugada que ha condicionado el partido ya que precisamente Costa ha sido el que ha marcado el gol del empate a dos para forzar la prórroga.