Martin Odegaard ha sido el único jugador del primer equipo que no ha sido convocado para disputar la Supercopa de Europa en Tallin. La ausencia del joven noruego ha abierto una gran cantidad de rumores sobre una posible salida del conjunto madridista, siendo los clubes de la Championship los más interesados en incorporar al mediapunta.

Noticias relacionadas

Según apuntan desde Inglaterra, al interés que han mostrado en los últimos días Derby County y Aston Villa se ha sumado un nuevo equipo interesado: el Middlesbrough. El conjunto dirigido por Tony Pulis habría pensado en el futbolista para intentar solventar la salida de Adama Traore, uno de sus jugadores claves que abandonó el club para jugar en la Premier League, enrolado en las filas del Wolverhampton.

Después de haber disputado la pretemporada con la elástica blanca, Odegaard ha ido perdiendo peso con el paso del tiempo en los esquemas de Julen Lopetegui, a medida que los jugadores procedentes del Mundial de Rusia se iban incorporando a la plantilla. Después de salir en el descanso en el partido frente al Manchester United fue cambiado a los 32 minutos para dejar su puesto a Toni Kroos, mientras que en los partidos contra la Juventus y la Roma también tuvo un papel secundario. Finalmente, no contó con ningún minuto en el Trofeo Santiago Bernabéu

Odegaard, durante un partido de pretemporada con el Madrid. Andrew Innerarity REUTERS

Pocas oportunidades

Los rumores sobre su salida de Madrid se suman a las declaraciones de su representante donde afirmaba que se entrenaría en verano con el club madrileño y tras ello buscarían la mejor solución a corto plazo. Por ello, la actitud del centrocampista -que nunca se ha mostrado contrario a encontrar minutos en otros equipos- puede ser clave para que la opción de jugar en el país británico sea buena solución tanto para el Real Madrid como para él mismo. 

Su nombre es uno de los principales de la llamada contrarreloj que tendrá que abordar el conjunto de Concha Espina antes de la finalización del mercado de verano. La ventana de transferencias del periodo estival se cierra el próximo 31 de agosto, aunque en otros país como Inglaterra ya lo ha hecho o en Italia lo hará el próximo día 17.