Lewandowski se pelea con un jugador rival tras una dura entrada

Lewandowski se pelea con un jugador rival tras una dura entrada Reuters

Fútbol FICHAJES

El asesor de Lewandowski estalla tras la dureza contra el jugador

Noticias relacionadas

Los problemas para Lewandowski no se acaban ni aún casi solucionado su futuro. El delantero polaco se quedará en el Bayern salvo sorpresa de última hora. El club no le deja salir y su relación con el Real Madrid ha ido decayendo a medida que han pasado los últimos días.

Pero esa salida que no ha llegado a ser efectiva no parece haberle afectado en absoluto. Tres goles en su regreso al Bayern y una gran imagen del delantero estrella que es. Sin embargo, no todo fue tan fácil. El atacante del cuadro bávaro recibió falta tras falta y en algún momento estuvo cerca de perder los papeles.

Su pugna, principalmente, fue con el defensa del Eintrach Abraham. El argentino tuvo sus más y sus menos con Lewandowski y solo encontró la falta como el método efectivo para frenar sus envestidas. Ante tal situación, y con la inmovilidad de los colegiados para tomar una decisión que cambiara las cosas, el asesor del jugador ha estallado por las redes sociales.

Maik Barthel es una de las personas más cercanas al polaco. Ha estado al tanto de todos los movimientos sobre su futuro y en más de una ocasión ha denunciado una campaña en contra de su 'jefe'. Esta vez fue muy claro y no pudo contenerse en su cuenta de Twitter.

Lewandowski se encara con un rival

Lewandowski se encara con un rival Reuters

El germano tachó de vergüenza el arbitraje y cargó contra el jugador rival por sus continuas polémicas acciones. "¿Dónde está el vídeo? Clara falta y claro penalti", pedía en sus mensajes. Pero no se quedó ahí y fue más allá. "Que con un juego tan sucio el Eintrach también sea respaldado por los árbitros es un verdadero escándalo", finalizó su retahíla de quejas.

Se avecinan semanas muy movidas para Lewandowski y su círculo más cercano no está del todo calmado. El mercado de fichajes ha comenzado su cuenta atrás y las intenciones de Lewandowski, pese a la presión de algunos de sus compañeros de vestuario, siguen siendo las mismas de siempre.