Casilla durante un partido del Real Madrid

Casilla durante un partido del Real Madrid EFE

Fútbol FICHAJES

El Sevilla, favorito para fichar a Kiko Casilla

El Real Madrid debe empezar a aligerar la zona de la portería. Hasta cinco guardametas conviven actualmente en los entrenamientos del equipo merengue. Sin embargo, solo tres tiene opciones reales de continuar a las órdenes de Lopetegui. Las salidas más claras son las de Luca y Casilla.

El veterano portero, de hecho, ya tiene varias ofertas. La última es la del Sevilla, que parece la mejor opción para que Casilla salga del Real Madrid. Se marcharía a un equipo de primer nivel y que competirá por una competición europea como es la Europa League.

En la entidad merengue no pondría ningún inconveniente y, si Casilla escoge el Sánchez Pizjuán, todo apunta a que acabará defendiendo la portería del equipo de Machín. Los andaluces, en los últimos días, han vivido las salidas de Soria y Rico. Por el contrario, han fichado al checo de 29 años Vaclik. Una situación que les empuja a salir al mercado para encontrar otro cancerbero de garantías.

Casilla atrapando un balón durante un partido del Madrid

Casilla atrapando un balón durante un partido del Madrid EFE

Y no hay duda de que Casilla es uno de ellos. A sus 31 años tiene experiencia en varios equipos y, aunque no haya tenido muchos minutos con el Real Madrid, nadie duda de su potencial. Es un portero alto y que va bien por arriba pero que no pierde en el aspecto de los reflejos.

Los problemas de Casilla

El portero no ha pasado por una buena temporada. Era el sustituto de Keylor Navas pero no logró dar la talla en los momentos en los que el tico no estaba. Además, las últimas incorporaciones del Real Madrid en dicha posición le colocan en la rampa de salida.

Courtois y Keylor Navas pelearán por la titularidad. Son intocables en el equipo y el Madrid se asegura la próxima década con ellos en el equipo. A estos dos nombres se suma el último de Lunin. Portero joven y que ha dejado muy buenas sensaciones en la pretemporada en Estados Unidos. Con todos estas premisas, Casilla tenía claro que su adiós era cuestión de tiempo.