Finalmente se hizo oficial lo que llevaba siendo un secreto a voces. Thibaut Courtois ya es jugador del Real Madrid. A pesar de su pasado rojiblanco, equipo con el que ganó una Europa League, una Copa del Rey y una Liga, Courtois se manifestó en su presentación como "madridista desde pequeño".

Noticias relacionadas

Thibaut Courtois, presentado como jugador del Real Madrid EFE

El origen del idilio entre el Real Madrid y el portero belga surgió en 2002, cuando tenía diez años. En esa fecha jugaron Real Madrid y Anderlecht y confesó que en ese encuentro ya tenía una camiseta de Iker Casillas, del reconoció ser admirador: "Aquí había un portero como Iker Casillas que me llamaba la atención por su edad y por cómo afrontaba un reto tan importante con la presión que suponía".

Desde entonces, cada vez que iba a ver jugar al Real Madrid se traía algún tipo de regalo, reconoce. Desde hoy, tendrá el regalo con el que tantos niños sueñan pero solo uno pocos pueden conseguir: jugar para el Real Madrid. Afirma que pondrá la misma ilusión que tenía entonces de pequeño ahora que ya ha visto cumplida su meta.

Con pasado en el Atlético de Madrid, equipo con el que se descubrió al gran público, Courtois no ha dejado dudas de su pasado ni de su presente como madridista: "Soy uno de los vuestros, soy un madridista más y quiero saber lo que son los valores y lo que supone llevar esta camiseta".

El 11 de agosto el Real Madrid jugará el Trofeo Santiago Bernabéu contra el Milan. Cuatro días después, el 15, el primer examen oficial del curso será la Supercopa de Europa, en la que se medirán al Atlético de Madrid. Con apenas una semana de entrenamiento por delante, puede el primer encuentro de Courtois como madridista puede llegar contra el equipo que le aupó a la fama.