El Real Madrid ya está en casa tras regresar este miércoles de su gira por Estados Unidos que concluyó con la victoria frente a la Roma en el encuentro disputado en Nueva Jersey. Las dos semanas del equipo en Estados Unidos han resultado muy satisfactorias y Julen Lopetegui ha sacado conclusiones positivas de los tres partidos disputados.

Noticias relacionadas

El Real Madrid llega a la capital española tras su gira por Estados Unidos

A su regreso a la capital española, el técnico podrá contra con todos los futbolistas disponibles a la espera de que Courtois se haga oficial. Modric ha sido el último en incorporarse al trabajo este miércoles y trabajará contrarreloj para llegar a la cita del 15 de agosto frente al Atlético de Madrid por la Supercopa de Europa.

La llegada del '10' croata se une a la de Casemiro, Marcelo, Varane y Kovacic que ya llevan algunas jornadas entrenándose en Valdebebas junto al Castilla. Su compatriota Mateo está a la espera de que se oficialice su salida al Chelsea tras llevar todo el mercado estival manteniendo un pulso con el club para que le dejasen salir.

Buenas sensaciones durante la gira

El equipo ha dejado un muy buen sabor de boca durante la pretemporada en tierras estadounidenses. Con dos victorias y una derrota el balance está claro que podría ser mejor, pero el juego ha dejado muy satisfecho al nuevo técnico. El primer partido en Miami ante el Manchester United se saldó con derrota para el conjunto blanco por 2 goles a 1, aunque fue una derrota dulce debido al buen juego mostrado.

En el segundo partido ante la Juventus se destapó un gran Marco Asensio y el equipo mostró una muy buena cara ante el campeón de la Serie A en un partido marcado por la marcha de Cristiano Ronaldo, que a pesar de que no jugó, estuvo en la cabeza de todos.

Por último, la victoria ante la Roma, en la que se confirmó que el sustituto que llene el vacío que dejó la marcha del luso, está en la propia plantilla. Gareth Bale y el mallorquín se han destapado como los jugadores llamados a dar un paso adelante y hacer olvidar al portugués.