Neymar, durante la celebración del PSG

Neymar, durante la celebración del PSG EFE

Fútbol PSG

El palo de Bernard Lama a Neymar: "No tiene carisma ni don de palabra"

Noticias relacionadas

Antes de que llegaran los petrodólares, y con ellos el impulso deportivo, el PSG ya tenía jugadores emblemáticos que hoy siguen en el recuerdo de la afición parisina. Bernard Lama, portero del club durante ocho temporadas y campeón del mundo en 1998, es uno de ellos. Este miércoles ha hablado en referencia a Neymar, la actual estrella del campeonato francés de fútbol, con el que no está nada contento.

Neymar, en la Supercopa de Francia con el PSG

Neymar, en la Supercopa de Francia con el PSG EFE

Asegura que ahora mismo Neymar no puede ni debe ser la única estrella de PSG porque, a su parecer "no tiene ni carisma ni don de palabra". Compara al crack brasileño con la anterior estrella del equipo de la capital francesa, el sueco Zlatan Ibrahimovic, que jugó con los franceses entre 2012 y 2016.

Lama reconoce que "Ibrahimovic podía meter la pata a veces". Pero también cree que lo compensaba porque "su altísima exigencia y su fuerza de carácter tiraban hacia lo alto al club y a sus compañeros". Esta es la principal diferencia que ve entre los dos jugadores. Añade que Neymar no puede compararse a Ibrahimovic porque "solo vive para el juego".

El exportero de 55 años también echa la culpa al propio PSG por "mantener en su burbuja a Neymar". Recomienda bajar al brasileño a la tierra y presentarlo "a la ciudad, a la región, a los hinchas de base". Propone que debe ser el club el que dé el paso para que "el jugador tenga ganas de contacto humano". Da como ejemplo que se encuentre con los jóvenes de la cantera y otras iniciativas para que "sienta lo que estar en París, que comprenda a los aficionados".

También critica al club

Lama, además, tuvo críticas en su comparecencia al propio PSG y que "no tenga todavía al cultura de un gran club" como son el Real Madrid, el Barcelona, el Bayern o el Liverpool, donde la gente se impregna de su cultura y se protege a los futbolistas.