Gareth Bale y Marco Asensio, celebrando un gol

Gareth Bale y Marco Asensio, celebrando un gol EFE

Fútbol REAL MADRID

Bale y Asensio lideran la nueva era del Real Madrid

El Real Madrid cerró esta madrugada del martes al miércoles su gira veraniega por Estados Unidos. El conjunto blanco sumó una nueva victoria para despedirse de la mejor manera de tierras americanas frente a la Roma. Los de Lopetegui dieron toda una lección de fútbol -sobre todo en la primera mitad- aupada por dos nombres propios: Gareth Bale y Marco Asensio.

Ante la Roma, tanto el galés como el mallorquín fueron los autores de los dos goles, siendo el primero una obra de arte fruto de un pase magistral de Bale que Asensio definió a las mil maravillas ante Olsen. El '11' por su parte hizo un gol muy de su estilo tras un gran pase largo de Carvajal. Estos dos tantos se suman a la lección ofensiva que dieron el pasado sábado contra la Juve marcando también los tres goles del equipo -doblete de Asensio y otro de Bale-.

Ambos se benefician de la salida de Cristiano

Con la salida de Cristiano Ronaldo, Bale y Asensio han cogido las riendas del equipo siendo los dos grandes líderes de Lopetegui sobre el campo. Ambos han asumido la responsabilidad de hacer olvidar al portugués después de la confianza que el club ha depositado en ellos ante la imposibilidad de fichar una gran estrella -Neymar o Mbappé- este verano.

Gareth Bale disparando a puerta frente a la Roma

Gareth Bale disparando a puerta frente a la Roma EFE

Bale está llamado a ser la cara del equipo sin Cristiano. Es el rol al que lleva aspirando desde que fichara por el Real Madrid allá por 2013. Desde entonces siempre ha tenido un papel secundario a la sombra de Cristiano pero ha llegado su gran momento de tirar del trece veces campeón de Europa. Su versión vista hasta ahora, sumado a su actuación en la final de Kiev, cumple con las expectativas puestas en un jugador que aspira al Balón de Oro a sus 29 años.

Marco Asensio, celebrando un gol

Marco Asensio, celebrando un gol EFE

Asensio, por su parte, tiene vía libre sin Cristiano para tomar un rol protagonista en el Real Madrid tras dos años más de aprendizaje bajo la batuta de Zidane. Está listo para dar el salto definitivo a los planos estelares y en el club creen que es el jugador idóneo para liderar en el futuro al equipo. Ahora toca ver lo que tanto se espera de una de las mayores promesas del mundo. El 'heredero' de Cristiano, como el luso le designó en el pasado.

El estilo de Lopetegui juega a su favor

La conexión Bale - Asensio comienza a dar sus frutos y es letal. El Real Madrid domina el juego mientras ellos han dado una exhibición ofensiva tanto en liderazgo como en definición de cara a puerta. La libreta de Lopetegui les da mayor libertad a ambos lo que les beneficia para ser la referencia ofensiva del equipo. Antes todo giraba sobre Cristiano Ronaldo, ahora comienza la era del binomio Bale - Asensio.

El técnico vasco les ha entregado las riendas del equipo. Mientras que tiene plena confianza en Bale -a quien convenció de su continuidad a su legada-, le ha dado a A Asensio el premio que tanto llevaba esperando: la titularidad. En el campo encajan. No se pudo disfrutar mucho de la pareja con Zidane por culpa de las lesiones de Bale pero el galés llega a tope para la temporada que está a punto de comenzar.

El madridismo tiene que estar tranquilo. Se ha criticado mucho la posición del Madrid de no fichar una gran estrella tras el fichaje de Cristiano por la Juventus. La tranquilidad reina en el club. Bale será la cara del equipo sin el '7' y Asensio su segundo a bordo. El papel de promesa que ocupó estos dos últimos años el balear lo ocupa otro futbolista que ya ha encandilado a todos durante la pretemporada: Vinicius Junior.