El conjunto francés colgó una foto en su cuenta oficial de Twitter en la que dejaba ver a Neymar abrazado a Mbappé. Sobre ellos, el titular apuntaba a "una imagen que inspira fútbol". La fotografía no es fruto de la casualidad, ya que el cuadro francés bien sabe que grandes partes de sus posibilidades de proclamarse en el próximo campeón de Europa pasa por ellos. 

Noticias relacionadas

El PSG sonríe después de un placentero mercado veraniego. El conjunto parisino sigue sin cumplir los objetivos que Nasser Al Khelaifi se ha marcado desde su llegada a la capital francesa en 2011, momento en el que se convirtió en el presidente de la entidad y comenzó un carrusel de fichajes millonarios con la finalidad de levantar una Champions League. 

Ambos han estado en la cuerda floja durante todo el verano, siendo ligados a diversos equipos europeos, incluido el Real Madrid. La salida de Cristiano Ronaldo de Concha Espina provocó un verdadero terremoto en el continente, que llegó a hacer que sus nombres sonasen para reforzar la delantera madridista. 

Distinto verano

Los dos futbolistas tuvieron un Mundial bastante diferente. El brasileño llegó mermado después de su lesión a mediados de temporada y no consiguió mostrar el fútbol que tanto le caracteriza. Por su parte, el francés se convirtió en campeón del mundo dejando verdaderos detalles de calidad y siendo decisivo en la final, donde marcó un gol. 

Así pues, parece claro que el PSG ha querido dejar claro que ninguno se moverá de París. Un mensaje claro a todos los equipos que estuvieron detrás de ellos y que no han conseguido hacerse con sus servicios. 

Conocedores de su importancia

Marco Verratti, uno de los futbolistas de más importancia del equipo entrenado por Thomas Tuchel, admitió poco después de ganar la Supercopa de Francia al Mónaco la necesidad del '10' para el éxito del proyecto. "El año pasado se lesionó en el momento crucial de la temporada, le extrañamos, y estamos felices de que haya regresado", confesó.