Spalletti, en un partido.

Spalletti, en un partido. Giorgio Perottino Reuters

Fútbol FICHAJES

Spalletti: "La afición del Inter sueña con Modric y yo con ellos"

Noticias relacionadas

El Inter de Milán se hizo con la victoria en el segundo encuentro para los nerazzurri de la International Champions Cup. Frente al Olympique de Lyon, la escuadra transalpina ganó por la mínima (1-0), aunque quien fue protagonista de la rueda de prensa posterior al encuentro no fue ninguna de los jugadores que disputaron el partido, sino Luka Modric.

Spalletti fue preguntado por el presunto interés del Inter en el fichaje del centrocampista croata del Real Madrid. "Está claro que Modric sería importante para cualquier equipo, y también para nosotros", ha asegurado el entrenador. El técnico italiano no ha ocultado que le encantaría contar con los servicios del '10' blanco. "Nuestros aficionados sueñan con su fichaje y yo sueño con ellos", ha afirmado.

Esta misma semana saltaba la noticia en ItaliaEl Inter soñaba con el fichaje del croata y se veía con opciones de conseguir sellar la operación. Sin embargo, tal y como ha podido saber EL BERNABÉU, desde el Real Madrid consideran al jugador intocable y se remiten a su cláusula de rescisión, fijada en 750 millones de euros.

Luka Modric luce el '10' del Real Madrid

Luka Modric luce el '10' del Real Madrid

Luka Modric llegó al Real Madrid en el verano de 2012 después de una durísima negociación con el Tottenham. Respaldado por Mourinho, su fichaje fue puesto en duda en un principio por cierto sector que ha acabado retratado. Desde entonces, el centrocampista ha sido innegociable para todos los entrenadores que han pasado por el banquillo del Santiago Bernabéu.

Balón de Oro

Su sobresaliente temporada en el conjunto blanco se suma a lo hecho por el jugador en el Mundial de Rusia 2018, en cuya cita acabó siendo subcampeón con Croacia, aunque fue premiado como el mejor del torneo con un merecido Balón de Oro. El nombre de Modric comienza a sonar con fuerza en todas las quinielas para llevarse el trofeo dorado, acabando así con la dictadura de Cristiano Ronaldo y Messi.