Keylor Navas fichó por el Real Madrid en el verano de 2014 y cuatro años después sigue al pie del cañón. Siendo el portero titular del equipo merengue y aumentando de forma imparable su palmarés. Sin embargo, no ha sido nada fácil para él llegar a dicha situación.

Noticias relacionadas

Keylor Navas rezando antes de un partido con el Madrid Reuters

El arquero de 31 años ha estado en el centro del huracán durante mucho tiempo. Tuviera un buen rendimiento o no, siempre era uno de los temas a debatir entre la prensa y los aficionados. Es un hecho que, como cualquier jugador, no ha tenido una continuidad en cuanto a su estado de forma. Pero en determinadas ocasiones esas críticas parecían desmesuradas.

El tico ha tenido que enfrentarse a esos ataques y, sobre todo, a decenas de rumores sobre quién iba a ser su sustituto. Han sido muchos los nombres que se han barajado y relacionado con la entidad merengue y, a punto de empezar una nueva temporada, Keylor sigue dominando la portería.

El Real Madrid, que lleva tiempo buscando un portero de garantías para hacer la competencia a Navas, está muy cerca de poner punto y final a la cuestión de la portería con Courtois. El belga sería el rival definitivo del guardameta de Costa Rica.

Casillas en el banquillo del Madrid con Ancelotti Reuters

Las dificultades con Casillas

Casillas y Keylor Navas no coincidieron durante mucho tiempo. El canterano del Real Madrid estaba siendo muy criticado y sus actuaciones dejaban mucho que desear. Errores que se podían corregir pero una falta de autocrítica le colocaba en una mala posición. Contó sin embargo con el respaldo indefinido de cierta parte de la prensa, algo que le permitió crear un cisma en el madridismo por el simple hecho de darle descanso.

Si Keylor llegó en agosto del 2014, Casillas se marchó en julio de 2015 descontento con ese papel de suplente. El veterano arquero del Real Madrid dejaba el club de su vida y se enrolaba en la aventura portuguesa del Oporto. Supuso dejar a Navas como el portero indiscutible y superando a su primer duro rival por el puesto.

De Gea durante un partido del Manchester Unied Reuters

El 'caso De Gea'

El actual guardamenta del Manchester United estuvo muy cerca de firmar por el Real Madrid en 2015. El interés del cuadro merengue en el madrileño era real y el jugador estaba por la labor de vestir de blanco pese a su pasado en el Atlético de Madrid. Los clubes comenzaron a negociar y las duras conversaciones se alargaron hasta el último día del mercado. Los red devils se salían con la suya y evitaban el traspaso en el último minuto.

Sin embargo, el nombre de De Gea aparecería en las ventanas de fichajes posteriores. Incluido durante este último verano ha tenido opciones de llegar a la capital. Pero su pésima forma en el Mundial de Rusia, sumado a las complicaciones impuestas por el United con el precio de la operación, le han convertido en un caso del pasado del Real Madrid.

Kepa debuta en el Santiago Bernabéu. Foto: Pedro Rodríguez/El Bernabéu

Los rumores de Kepa

La 'no llegada' de competencia para Keylor Navas durante esta reciente temporada es gracias a Zinedine Zidane. El técnico francés acabaría por marcharse al final del año, pero tuvo claro desde el primer día que su plantilla era intocable. Mantenía una gran relación con todos sus jugadores y traer refuerzos se veía como una forma de desconfianza en un proyecto que él mismo había armado. 

Kepa aceptó el contrato del Real Madrid y el Athletic, pese a muchos problemas, tendría que aceptar la marcha del joven portero. Hasta que Zidane, en una rueda de prensa, frenó la salida del vasco dejando a Keylor al frente de la titularidad.

Thibaut Courtois, Chelsea. Foto: chelseafc.com

Courtois, el último compañero

El belga ha sonado en otras ocasiones como también lo han hecho Donnarumma o incluso Leno. Pero sí es verdad que Courtois siempre ha tenido cierta relación con la entidad merengue. Archiconocidos son sus guiños al Real Madrid y este verano se pretende cerrar el círculo.

Si en etapas anteriores no se llegó a concretar ningún interés, estas últimas semanas se ha comprobado que la oferta del Real Madrid por el arquero es real. El agente del jugador ya ha movido ficha en una demostración de valentía y Courtois está muy cerca de vestir de blanco.

Sería el cuarto rival para Keylor Navas en cuatro años. Este, a diferencia de algunos de los anteriores, tiene muchas opciones de concretarse en los próximos días. Un aumento notable en la calidad de la plantilla del Real Madrid y que ayudará a Keylor a tener una exigencia constante para pelear por minutos.