El fichaje de Vinicius Jr. ha sacudido el mundo del fútbol. A sus 18 años es toda una joven promesa en el mundo del fútbol y voces como las de Ronaldo le auguran un futuro prometedor. Tras que el Real Madrid se fijara en el jugador brasileño hace año y medio, muchos han sido las que se han apresurado en aventurar un hipotético 'descarrilamiento' del jugador a su llegada a Europa.

Noticias relacionadas

Los último absurdos complejos por desprestigiar uno de los fichajes más ilusionantes vienen, como no podía ser de otra manera, desde la Ciudad Condal. El diario Sport rotula un artículo, ni corto ni perezoso, dando por hecho una supuesta falta de confianza por parte del Real Madrid y su directiva hacia Vinicius. Incluso especulan con el "control" de las salidas y del ocio del jugador.

El club blanco firmó al jugador en 2017. Sin embargo, su reciente edad hizo que el conjunto blanco tomara la acertada decisión de que estuviera cedido en el Flamengo hasta el cierre de la pasada temporada. Mientras militaba en las filas del conjunto rubronegro el extremo encandiló a su momentánea afición.

Una estrella ha nacido

Tal es el impacto que Vinicius causó en la torcida brasileña que, en el día de su despedida, apenas pudo articular palabra tras inundarse en un mar de lágrimas. A partir de entonces, y tras la ansiada mayoría de edad, el jugador tomó un vuelo hacia Madrid para ponerse bajo las órdenes de Julen Lopetegui.

La sorpresa por el estado de forma y compromiso de Vinicius por parte del cuerpo técnico no pudo ser más grata. El joven jugador aterrizó con una humildad poco vista en personas de su edad y su compromiso con el equipo quedó patente desde el momento de su presentación tras besarse el escudo y ayudar en todo lo que estuviera de su mano al equipo como expresó.

Vinicius, ante el Manchester United REUTERS

El diario Sport asegura, sin pudor, que el Real Madrid habría "perseguido" las cuentas del jugador para controlar cada movimiento de gasto y no convertirse, de esta manera, "en un nuevo Robinho o Jesé". El periódico catalán carga contra otros dos ex del Madrid, quiénes consiguieron tocar el cielo al jugar en el mejor equipo del mundo.

Es precisamente en el seno de la familia culé donde se recuerdan algunos de los escándalos más bochornosos acometidos por sus jugadores, tales como las salidas nocturnas de Ronaldinho, las cuáles favorecieron a la marcha de este del equipo. Además del despilfarro económico por Neymar. El jugador aterrizó en Barcelona y no lo hizo solo. Junto a él venía su padre, y representante, como así su grupo de amigos.

Los mayores escándalos sonados

El Barcelona llegó a permitir, por contrato, que el jugador brasileño quedara exento de la disciplina deportiva durante una semana al año por el cumpleaños de su hermana. Además de protagonizar uno de los escándalos más flagrantes de corrupción deportiva por parte de la directiva de Sandro Rosell, en la que estaba también inserto el actual presidente de la entidad.

Se llegó a mentir a la opinión pública acerca del fichaje del '10' de Brasil para salvaguardar quién sabe que intenciones paralelas y jugar así con el prestigio de uno de los jugadores más prometedores de la actual selección Canarinha como es Neymar. Un futbolista talentoso, actualmente en las filas del PSG y que sin duda servirá de espejo para el exponencial crecimiento de Vinicius en el Real Madrid.