Özil con la selección alemana. Foto Instagram (@m10_official)

Özil con la selección alemana. Foto Instagram (@m10_official)

Fútbol

Özil deja la selección alemana por racismo

El ex del Real Madrid ha tomado una decisión irrevocable: abandona la Mannschaft. Así lo ha confirmado el propio futbolista a través de sus redes sociales, luego de una gran polémica tras fotografiarse con Erdogan, presidente de Turquía. Mesut Özil ha afirmado que los altos cargos de la Federación Alemana le han faltado al respeto.

Mesut Özil, que jugaba hasta este mismo domingo 22 de julio con la selección alemana ha decidido dejarlo. Después de todo el revuelo mediático que ha causado su foto con el presidente de TurquíaRecep Tayyip Erdogan, el alemán con raíces turcas ha desvelado vía Twitter que se marcha. 

En la mañana de este domingo Mesut ya sorprendía con un par de comunicados donde dejaba claro respecto a dicha sesión fotográfica que si los "medios alemanes" hubieran "presentado el asunto de manera diferente", todo hubiera sido distinto y el revuelo que se ha producido se podría haber evitado. Así como que volvería a sacarse otra imagen con el presidente turco al ser "futbolista y no político", ya que su "encuentro no fue una afirmación o apoyo para ninguna acción política. Solo hablamos sobre el tema del que siempre hablamos: el fútbol. Porque Erdogan era un jugador en su juventud ".

COMUNICADO OFICIAL

Cansado de tanta crítica que no entiende ante un hecho que le parece tan normal como si se hiciera una foto con la canciller alemana, Angela Merkel, o le disparan una captura en pleno campo de juego ha decidido poner los puntos sobre las íes y tomar una decisión nada fácil, pero según su punto de vista acertada para estar más tranquilo y alejado de cualquier crítica que le ponga en el foco mediático de todo el mundo.

El hasta ahora jugador alemán afirmaba en dicho comunicado que tras los acontecimientos que se han ido dando " y muchas deliberaciones" ha tomado esa compleja situación al no quedarle "otra opción". Proseguía relatando que no jugará "más con Alemania mientras tenga esa sensación de racismo y falta de respeto". Por este motivo, la imagen interpretada como un apoyo político quedará en el recuerdo como el motivo que hizo que el centrocampista abandonará su puesto en las filas germanas.