Mesut Özil, con Alemania. Foto: Instagram (@m10_official)

Mesut Özil, con Alemania. Foto: Instagram (@m10_official)

Fútbol

Özil defiende su foto con Erdogan

Mesut Özil vuelve a ser el ojo de todas las críticas ante su decisión de posar junto al presidente turco, Erdogan, en una sesión de fotos. Este hecho desató mucha polémica incluso antes de que se jugara el Mundial de Rusia hace unas semanas, cuestionando su lealtad hacia la selección con la que juega, la alemana de Löw.

Noticias relacionadas

Mesut Özil, jugador internacional de la selección alemana, ha salido en defensa este domingo de una foto que se hizo antes del Mundial de Rusia 2018 con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. El mediapunta a través de sus redes sociales ha querido emitir un comunicado en el que explica la decisión de dicha sesión fotográfica. Hecho que no ha sentado muy bien, ya que se le ha cuestionado su lealtad hacia Alemania.

La ilustración se tomó como un apoyo a la campaña por la reelección del presidente turco. Erdogan no mantiene una buena relación con la canciller alemana Angela Merkel, de ahí que haya causado tanto revuelo mediático el acontecimiento.

EL PORQUÉ

El mediapunta expresó que para él hacerse "una foto con el presidente Erdogan no tiene nada que ver con la política o con las elecciones, sino con el respeto hacia el máximo cargo del país de mi familia". Además, aclaraba que la decisión de realizarse dicha captura fue porque en caso de haberse negado también hubiera habido polémica, en este caso el haberse negado como "una falta de respeto" hacia sus "raíces turcas". Asimismo, aseguraba en el comunicado que ha querido transmitir vía Twitter que no vacilaría en volverse a repetir el posado.

Proseguía con que él creció "en Alemania, pero mi familia tiene raíces profundas en Turquía. Tengo dos corazones, uno alemán y uno turco. En mi infancia, mi madre me enseñó a ser siempre respetuosa y nunca olvidar de dónde vengo, todavía creo en estos valores hoy". Recalcaba además que es "futbolista y no político. Nuestro encuentro no fue una afirmación o apoyo para ninguna acción política. Solo hablamos sobre el tema del que siempre hablamos: el fútbol. Porque Erdogan era un jugador en su juventud ".

Finalizaba manifestando que si los "medios alemanes" hubieran "presentado el asunto de manera diferente", todo hubiera sido distinto y el revuelo que se ha producido se podría haber evitado. Enfatizando que "no conocer al presidente habría sido una falta de respeto a las raíces de mis antepasados", ya que "tal como lo hizo la reina o la primera ministra Theresa May cuando recibieron a Erdogan en Londres. No habría actuado de manera diferente con el presidente federal alemán ".