Courtois está más cerca que nunca de ser del Real Madrid. El club merengue le ha elegido para aumentar el nivel de la portería merengue para las próximas temporadas. Su gran Mundial ha sido el principal detonante de una operación que influye a más equipos que el madrileño. Tal y como ha adelantado EL BERNABÉU, Courtois está a un paso de fichar. Sin embargo, es el Chelsea quien debe tener un sustituto para dejar partir sin problemas al ex del Atlético.

Noticias relacionadas

Más allá de su gran rendimiento con Bélgica, Courtois ha encadenado varias campañas al máximo nivel. Siendo uno de los porteros referencia de todo el planeta y el intocable del Chelsea. Hay razones suficientes como para que el club de Chamartín puje por él. En los días venideros se certificará un traspaso de los más sonados y que llevaba varios años protagonizando cada ventana de fichajes. Él siempre ha querido vestir de blanco y su sueño está muy cerca de cumplirse por menos de 40 millones de euros.

Courtois, con Bélgica en el Mundial. Foto. Instagram (@thibautcourtois)

UN PORTERO DE PRESENTE Y FUTURO

El proyecto del Real Madrid en estos últimos años se está caracterizando por la juventud de sus fichajes. Armar una plantilla que gane títulos en el presente pero que también asegure los éxitos en el futuro. Courtois entra perfectamente en esa lista de jugadores que cumplen el perfil merengue. Tiene apenas 26 años y lleva desde el 2011 jugando al máximo nivel. En ese año fichó por el Chelsea y se fue cedido al Atlético de Madrid, donde poco a poco se iría curtiendo al máximo nivel.

Esa edad suele ser la perfecta para un portero y más para Courtois. Llegará a un Real Madrid donde los precoces talentos destacan a raudales y donde los jugadores de su edad ya llevan varios años en el primer equipo merengue. Algunos como Varane, que tiene 25 años, ya suman cuatro Champions League.

EXPERIENCIA AL MÁS ALTO NIVEL

Courtois ha pasado por los principales campeonatos. Ya conoce La Liga y sabe lo que es pelear constantemente por un título. Llega con la experiencia suficiente y no sería un jugador que tendría que amoldarse a un estilo de juego, de presión y de constante competitividad y ambición por ganar todo lo que se juega. Comenzó en el Genk, fichó por el Chelsea y se fue cedido al Atlético antes de regresar a Londres.

Courtois en un partido con el Chelsea. Foto: @thibautcourtois

Ha disputado encuentros de La Liga y de la Premier League, dos de las competiciones a nivel nacional que más categoría tienen en todo el mundo. Además, ha peleado por ganar la Europa League y la Champions, los dos grandes torneos a nivel continental. De hecho, suma un total de nueve títulos. Y es que ya ganó la Liga, la Copa del Rey, la Europa League y la Supercopa de Europa con el conjunto rojiblanco. Además, ha sumado otro título con el Genk y otros cuatro con el Chelsea.

Por si fuera poco, Courtois ha formado parte de la generación de oro de Bélgica. De una plantilla que ha cosechado el mejor resultado de la historia del combinado nacional en un Mundial de Rusia. Ha sido fundamental en el gran puesto cosechado por los de Roberto Martínez y pone la guinda a su etapa en su selección.

LOS NÚMEROS LE RESPALDAN

El belga también tiene de su lado los números. Aunque estos no siempre reflejan el potencial de un arquero dado que hay muchos más factores que influyen en las actuaciones, la realidad es que no le dejan en una mala posición. Courtois ha terminado esta temporada con los blues con 47 goles recibidos en 46 partidos. Pese a que supone algo más de un tanto encajado por encuentro, hay que destacar que en 19 de ellos logró terminar estar imbatido. Por ejemplo, en 15 de los 35 encuentros disputados en la Premier el Chelsea dejó su portería a cero.

Pero el gran sustento de la temporada de Courtois es el Mundial de Rusia, donde ha acabado como el mejor portero de la competición y llevándose el Guante de Oro por delante de nombres de referencia como Alisson o Pickford, una de las sorpresas de la cita. El belga ha terminado como el guardameta que más paradas ha realizado, un total de 27. Además, en los siete partidos que ha podido disputar, ha tenido un gran 81,8% de paradas.

El paradón de Courtois a Brasil. Foto Twitter (@thibautcourtois)

UN PORTERO DE ALTURA

Es una realidad que a los porteros les puede ayudar algo la estatura. Courtois roza los 2,00 metros y ha sabido demostrar en el campo la ventaja de esa altura. No le afecta ni a la velocidad ni a los reflejos y solo hay que ver los partidos para comprobarlo. Su gran envergadura, además, le apoya a la hora de ganar las batallas por alto. Algo que suele causar muchos problemas a los equipos en acciones a balón parado como los córners. El último portero que el Real Madrid tuvo de este estilo fue Diego López, quien dejó un muy buen sabor de boca.