Este martes se hizo oficial el fichaje de Cristiano Ronaldo por la Juventus. El portugués abandonaba el Real Madrid para iniciar una nueva etapa en su carrera deportiva después de nueve años llenos de éxitos tanto colectivos como individuales en el equipo blanco. El club italiano paga 112 millones de euros para hacerse con los servicios del '7', 100 que irán directos para las arcas del conjunto merengue y 12 que son para cumplir la normativa FIFA. Pero la historia podría haber sido bien diferente. 

Noticias relacionadas

Este domingo, el Corriere dello Sport desvelaba en su portada que Jorge Mendes, el representante de Cristiano, había ofrecido a su cliente al Nápoles. Una información que ha sido confirmada solamente unas horas después por el mismo presidente de la entidad napolitana. Aurelio De Laurentiis ha hablado con el diario La Reppublica y ha asegurado que este hecho es verdad pero que tuvieron que rechazarle por motivos económicos ya que si le hubieran fichado, les habría llevado a la bancarrota. 

PODRÍAN HABER ENTRADO EN BANCARROTA

El máximo mandatario del conjunto del sur de Italia aseguró que "Cristiano fue ofrecido al Nápoles". Después, explicó como fueron las negociaciones y las conversaciones con el representante del futbolista portugués. "Mendes, su agente, me telefoneó, habíamos planeado hacer una oferta y le habríamos pagado a Cristiano un porcentaje garantizado por su llegada", afirmó. "Pero los 350 millones de euros -salarios incluidos- que la Juventus ha invertido está fuera de nuestro alcance. Nos arriesgaríamos a la bancarrota", declaró De Laurentiis.