Hazard celebra un gol con Bélgica. Foto fifa.com

Hazard celebra un gol con Bélgica. Foto fifa.com

Fútbol

Hazard: "Si Mbappé veía vídeos de mí, ahora los veo yo de él"

La estrella y capitán de la selección belga confesó que desde pequeño, creció apoyando a sus ídolos de la selección francesa. La Bélgica del extremo del Chelsea se juega el pase a la final del Mundial de Rusia frente a la Francia que siempre ha admirado. Además, destacó la calidad de Mbappé.

Noticias relacionadas

El Mundial de Rusia 2018 está llegando a su recta final. Bélgica se medirá a Francia por un billete para la final de Moscú. Pero antes de tan ansiado partido, el capitán del equipo que dio la campanada eliminando a la todopoderosa Brasil, Eden Hazard, ha realizado un análisis de su rival

El jugador Blue ha admitido que en su infancia ha crecido apoyando a la selección francesa, de tal forma, que los integrantes de la Francia campeona del mundo en 1998 son sus héroes, destacando por encima de cualquier otro a Zinedine Zidane, al que ha halago en más de una ocasión. 

Hazard celebra un gol con Bégica. Foto Twitter (@BelRedDevils)

Hazard celebra un gol con Bégica. Foto Twitter (@BelRedDevils)

SU CONEXIÓN CON MBAPPÉ

El jugador del Chelsea mostró su admiración por uno de los jugadores de moda como es Mbappé.  Hazard sostiene que tiene "mucho respeto por lo que está haciendo" y bromea con que "si Mbappé estaba viendo vídeos" suyos cuando era más joven, ahora es él quien los ve. Y es que cree que "lo que hace es increíble, especialmente a su edad".

Pese al gran vínculo que unen a Hazard y la selección francesa, no habrá lealtades divididas en San Petersburgo. Francia fue una gran inspiración para el jugador del Chelsea, pero el martes disputará el partido representando a su selección, una gran Bélgica que viene en tendencia positiva y pondrá las cosas muy difíciles a la Francia de Mbappé y Varane.

Un fan incondicional de la Francia de 1998, podría ser el mismo que dejará a la selección francesa sin Mundial, un hecho que puede incentivar la tensión de un partido que parece apasionante.