Modric celebra su gol ante Argentina

Modric celebra su gol ante Argentina

Fútbol

Dalic: ''Modric y Rakitic con Croacia son un solo cuerpo y alma"

Croacia consiguió el pasado sábado clasificarse por segunda vez- la anterior fue en 1998- para unas semifinales de la Copa del Mundo, los balcánicos han superado a Dinamarca y Rusia, ambas eliminatorias en penaltis, y ahora se enfrentarán a Inglaterra por un puesto en la final. 

Noticias relacionadas

El Mundial de Rusia 2018 está dejando varias sorpresas para todos los amantes del fútbol, una de ellas y de las más gratas está siendo Croacia, se han colado en las semifinales de la competición y a parte han dejado partidos para el recuerdo, como esa victoria por 0 goles a 3 frente a la selección argentina. Gran parte de culpa del éxito la tienen sus dos jugadores más emblemáticos, los dos centrocampistas, Rakitic y Modric.

Bien lo sabe su seleccionador, el bosnio Zlatko Dalic, que no ha dudado en alabar a sus dos jugadores referencia, destacando su buena relación a pesar de ser rivales en España. El seleccionador destaca el entendimiento en el juego por parte de ambos, ya que cuando llegan a la selección se convierten en ''un mismo cuerpo y alma''. Para el técnico son, sin duda, ''los mejores centrocampistas de todo el torneo''.

UNA CITA PARA LA HISTORIA

Croacia está ante una oportunidad única de hacer algo grande, se encuentra a un solo paso de alcanzar por primera vez la final de un Mundial. Eso sí, tendrá que superar un duro escollo, la selección inglesa liderada por Harry Kane, sobre el delantero inglés también ha hablado el preparador de los croatas, confía en su central Lovren debido a que ''ya lo conoce de la Premier League'' y en que podrán pararlo ''como han parado a Messi o a Eriksen''.

No solo tuvo buenas palabras para Harry Kane, también para todo el equipo inglés, ''no tiene demasiados puntos débiles'' afirmaba Dalic. Los ingleses superaron con claridad a Suecia y se presentan en estas semifinales con la oportunidad de poder quitarse el cartel de ser siempre una decepción en grandes competiciones.