Neymar se lamenta con Brasil. Foto fifa.com

Neymar se lamenta con Brasil. Foto fifa.com

Fútbol

Neymar se marcha de Rusia sin hablar: "Está triste"

Tras la dolorosa derrota en cuartos de final de Brasil ante Bélgica que quedó 1-2 en Kazán. El brasileño no podía ocultar su tristeza al verse fuera del Mundial de Rusia 2018 después de haber intentado tirar del carro encarando, buscando y tirando ante la portería de Courtois. Neymar terminó el encuentro visiblemente afectado por el mal resultado.

Noticias relacionadas

La desoladora derrota de Brasil ante la selección europea que lidera Roberto Martínez la noche de este viernes en Kazán ha dejado el ánimo de la Canarinha por los suelos y la imagen de un Neymar decaído. El '10' de Brasil no hizo ninguna declaración y se le vio irse de Rusia bastante afligido por no haber podido finalizar con éxito la aventura mundialista de la selección verdeamarela.

El no poder ver cumplido su sueño de ganar la sexta estrella dorada ha hecho mella en el conjunto. Miranda sí que se paró ante los medios para hablar sobre su eliminación de la Copa del Mundo y fue preguntado por la triste despedida de Neymar, de quien aseguró que "está triste pero es un crack y" está "seguro de que va a ganar un Mundial".

Esta cita mundialista se veía como la oportunidad de oro de Neymar para reivindicarse. Se había puesto en duda su recuperación física tras la lesión que el apartó con el PSG. Además, sus polémicas con otros rivales le habían colocado en el punto de mira. Sin marcar y chocando con un Courtois rocoso se marchó a cero en el partido de despedida. Aún falta por aclararse su futuro.

LA CANARINHA DICE ADIÓS

Aunque Brasil arrancó con fuerza, con el paso de los minutos se fue diluyendo. Sin novedades en sus filas, excepto la recuperación y vuelta al campo de Marcelo por Filipe Luis en el lateral izquierdo, y de Fernandinho por Casemiro, quien metió gol en propia puerta nada más haber comenzado el partido en el minuto 13 al intentar despejar un saque de esquina lanzado por Hazard. Aunque, tuvieron dos ocasiones de gol de la mano de Thiago Silva y Paulinho, esto lo único que hizo fue despertar la mejor versión colectiva de Bélgica.